Gadafi, “objetivo legítimo”

Un alto mando militar de la OTAN ha afirmado que el coronel libio Muanmar el Gadafi es un “objetivo legítimo” para las tropas aliadas que llevan dos meses bombardeando las posiciones de Gadafi en Libia para “impedir que el régimen mate a los civiles”. La misión internacional de bombardeos aéreos, en la que participa España, tiene como principal objetivo proteger a la población civil de la represión del régimen de Gadafi.

Según esta información adelantada por la cadena de televisión estadounidense CNN, la posibilidad de atacar directamente contra Gadafi forma parte de los planes militares de las fuerzas aliadas que están interviniendo en Libia. La permanencia del coronel Muammar al Gadafi en el poder en Libia constituiría una “señal terrible” para la “primavera árabe”, dijo hoy el director saliente de la CIA y nominado como próximo jefe del Pentágono, Leon Panetta.

“Creo que envía una señal terrible a los otros países” de la región que han vivido desde comienzos de año procesos de cambio o protestas en favor de la democracia, dijo Panetta durante una audiencia en el Senado que forma parte del proceso de confirmación para su nuevo cargo en sustitución del actual secretario de Defensa, Robert Gates, quien partirá a finales de mes. El hecho de que se aferrara al poder, cuando Estados Unidos ha reclamado abiertamente que lo abandone, tendría además un “impacto” en los “intereses de seguridad nacional (estadounidenses) en el mundo”, agregó.

Aun así, Panetta consideró que los esfuerzos militares de la OTAN en Libia, unidos a las sanciones y los logros de los rebeldes en la oposición, han debilitado “significativamente” al régimen de Gadafi, por lo que consideró que el mantenimiento de las presiones acabarán por obligarle a abandonar el poder. “Hemos visto un debilitamiento significativo del régimen, hemos visto cómo la oposición tiene victorias en el este y el oeste” del país, dijo Panetta. “Hay algunas señales de que si seguimos con la presión, si la mantenemos, al final Gadafi acabará dimitiendo”, confió.

Diversas facciones del gobierno de Obama difieren sobre el número de tropas a reducir del contingente de alrededor de 100.000 efectivos que está en Afagnistán en estos momentos. Gates ha declarado que el número inicial podría estar entre 3.000 y 5.000 soldados, aunque de acuerdo con diversos medios otros miembros de la administración abogan por aumentar esta cifra, sobre todo después de la muerte del líder de Al Qaida, Osama bin Laden. Durante la audiencia de este jueves, Panetta no quiso decir abiertamente qué cifra considera él más apropiada, pero defendió los planes de la Casa Blanca de iniciar algún tipo de retirada.