EE UU prepara un Internet para dictaduras

La administración de EE UU trabaja en una tecnología que permitiría crear un Internet móvil y fantasma que se introduciría en países con censura para ofrecer una alternativa a los internautas. Según The New York Times, se trataría de crear una red de telefonía móvil portátil que se introduciría en el país y permitiría el acceso a Internet de forma furtiva. Un equipo de investigadores trabaja en la preparación de los equipos de conexión que han de ser suficientemente pequeños y compactos para no llamar la atención ni en las aduanas ni una vez instalados.

Financiado con dos millones de dólares, el proyecto está pensado para países como Siria, Irán o Libia y debería permitir a los internautas comunicarse desde estos países con el exterior sin ser detectados. En Afganistán, el Pentágono ha destinado 50 millones de dólares para crear una red independiente de telefonía móvil que aproveche las torres de las instalaciones militares. El problema es que un ataque de los talibanes a la instalación militar puede cortar el acceso ciudadano a Internet.

La iniciativa se ha impulsado tras episodios como el de Egipto, en el que el antiguo presidente Hosni Moubarak cortó el acceso a Internet durante la revuelta popular. Siria también ha interceptado Internet para combatir las protestas ciudadanas. El proyecto de EE UU se enmarca en la idea de proteger la libertad de expresión en estos países. El Gobierno lo presentaría como un proyecto para ayudar a las organizaciones que defienden los Derechos Humanos y no como un sistema para derrocar regímenes tiránicos ya que si así lo hiciera se encontraría con la contradicción de que su diplomacia apoya países autoritarios, como Arabia Saudí.