Apoyo masivo a la constitución marroquí

El sí a la nueva Constitución logró en el referéndum celebrado ayer en Marruecos el 98,4 por ciento de los votos, informó el ministro del Interior, Taieb Cherkaui, en una comparecencia ante los medios de comunicación. Cherkaui señaló que los resultados provisionales indican que el índice de participación se situó en un 72,65 por ciento.

La jornada se desarrolló sin incidentes y con una fuerte afluencia de electores a las urnas. Unos 40.000 colegios electorales abrieron sus puestas entre las 8.00 y las 19.00 horas para permitir el voto de 13.106.948 marroquíes inscritos para decir sí o no a la nueva Constitución, si bien son 23 millones los que tienen derecho a voto. El escrutinio no será definitivo hasta esta tarde-noche, cuando se concluya el recuento de los sufragios de la diáspora.

Mohamed VI votó poco antes de la oración de mediodía, en la oficina electoral del Consejo de la Competencia, en Rabat. “El proyecto de nueva Constitución va a propulsar a Marruecos al mismo rango que los demás países democráticos”, declaró el primer ministro, Abbas El Fassi, después de votar. “Atravesamos una etapa particular del pueblo marroquí que nos permitirá seguir y acelerar los ambiciosos trabajos de reformas emprendidos en un marco de respeto de la democracia, los derechos y las libertades”, señaló el titular de Economía, Salaheddine Mezouar. Por su parte, para el líder del islamista Partido para la Justicia y el Desarrollo, Abdelillah Benkirane, “es un momento de esperanza para nuestro pueblo, en el que debemos movilizarnos e implicarnos para la construcción del Marruecos del futuro y cortar el camino a aquellos que abusan del poder”.

El Movimiento 20 de Febrero, impulsor de las protestas protagonizadas desde esa fecha en Marruecos, insistió en sus críticas al proceso. «Los resultados están preparados, por lo que no va a sorprender a nadie. El proceso no es transparente y tampoco es diferente de la forma antidemocrática en la que se ha elaborado», aseguró Omar Radi.