Polonia se niega a indemnizar a los expropiados por el nazismo y el comunismo

Paco Soto – Varsovia

El Gobierno de centroderecha de Donald Tusk se niega a indemnizar a los ciudadanos polacos que fueron expropiados durante los regímenes nazi y comunista, según denunció Jerzy Mankowski, presidente de un colectivo de afectados. En los anos 40 del siglo XX, cuando Polonia fue invadida por la Alemania nazi y la URSS, muchos propietarios de tierras y bienes inmuebles fueron expropiados por los responsables de ambos sistemas totalitarios. Entre los expropiados se encontraban algunos aristócratas y terratenientes, pero también propietarios relativamente modestos. Casi 70 anos después, algunos descendientes de estos expropiados, como la Asociación de Propietarios de Tierras de Polonia, exigen al Estado indemnizaciones por los danos causados. El Gobierno polaco se niega a aceptar estas peticiones, porque considera que la situación económica del país no se lo permite. Los representantes de las familias de los afectados denuncian “los reflejos totalitarios” del Gobierno, y defenderán sus intereses ante la Unión Europea (UE). En 2001, el entonces presidente Aleksander Kwasniewski (socialista) opuso su veto a una ley de restitución de las propiedades incautadas que fue votada por el Parlamento polaco. Polonia es el único país ex socialista miembro de la UE que no ha puesto en marcha medidas compensatorias para los afectados por las expropiaciones.