Arenas elude presentar su declaración de la renta

El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, y el líder del PP, Javier Arenas, se han sumergido en una endemoniada espiral sobre las declaraciones de la renta y la transparencia de los políticos. Griñán entregó hace 10 días sus declaraciones de los tres últimos ejercicios al Parlamento autónomo y a los medios de comunicación, y Arenas se comprometió a hacer lo mismo. Sin embargo, tras una tensa espera, plagada de acusaciones de todo tipo, lo que ha presentado el dirigente popular es un documento notarial en el que asegura que cobra 33.017 euros netos (después de impuestos) como senador y 54.534 (también netos) como vicesecretario de Política Territorial del PP.

En el documento se asegura que los últimos ingresos son gastos de representación, sobre los que Arenas ha aportado una relación de facturas que suman 47.990 euros. Las facturas, de las que da fe el notario, se refieren a atenciones protocolarias, floristerías, viajes —no se incluye avión y AVE, que paga el Senado—, encuentros sectoriales y comidas, aunque no se detallan en el documento.

Griñán percibió en 2010 un total de 85.131 euros; 92.562 en 2009; y 90.137 en 2007. Son cantidades brutas, sin descontar los impuestos.