Retroceso de las grandes empresas españolas

Un total de nueve compañías españolas, una menos que en el 2010, encabezadas por Santander, Telefónica, Repsol y BBVA, aparecen en el último listado de las 500 mayores compañías mundiales que elabora la revista Fortune en función de la facturación y los beneficios. La cadena estadounidense de distribución minorista Wal-Mart lidera por segundo año la clasificación.

Santander repite un año más como la primera de las compañías españolas en la tabla de Fortune, pero ha pasado del puesto 37 al 51. Le sigue Telefónica en la posición 78 (68 en el 2010 ) y Repsol YPF, en el puesto 94 (frente al 114 anterior). BBVA ocupa el puesto 196 (149, en el 2010) e Iberdrola, que ha mejorado cinco escalones, sube al 212.

El resto de empresas españolas en la clasificación son Cepsa (que ha bajado a la posición 368), Gas Natural Fenosa (que ha subido 53 escalones, hasta el 372), Mapfre (ha bajado al 394) y ACS (en el puesto 450). La constructora FCC, que en la anterior edición apareció en el puesto 480, se ha caído del listado en esta ocasión.

A nivel mundial, Wal-Mart vuelve a situarse por segundo año consecutivo a la cabeza de las 500 mayores compañías del mundo con una facturación de 285.306 millones de euros y un beneficio de 10.018 millones de euros.

Las firmas petroleras Royal Dutch Shell, Exxon Mobil y BP repiten en los siguientes puestos de privilegio, mientras que las también petroleras Sinopec, China National Petroleum ascienden a los puestos cinco y seis respectivamente. La eléctrica china State Grid sube a la séptima posición, confirmando la pujanza de las empresas chinas. El resto de las diez primeras posiciones corresponden a Toyota, Japan Post Holding y Chevron.

Del total de empresas de la lista, 133 son de EEUU. Japón coloca a 68 compañías y China eleva a 61 firmas su presencia en el listado. Francia y Alemania cuentan con 35 y 34 compañías respectivamente entre las 500 mayores.