¿Quién financia el islamismo español?

Arabia Saudí, Kuwait, Catar, Emiratos Árabes Unidos, Libia y Marruecos proporcionan sustento económico al millón y medio de musulmanes que viven en España. Según el diario El País, quien ha tenido acceso a un informe secreto enviado el pasado 16 de mayo por el director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán a los ministros de Exteriores, Interior y Defensa, estos fondos a menudo caen en manos de organizaciones radicales.

Las donaciones individuales y privadas son las que se consideran más peligrosas. “Las consecuencias de la financiación derivan en actitudes negativas para la convivencia, tales como la aparición de guetos y sociedades paralelas, tribunales y policías islámicas al margen de la legalidad vigente, desescolarización de niñas, matrimonios forzados, entre otros”, señala el documento del CNI que divulga El País. Asimismo, el organismo destaca que no hay un control sobre las transacciones, “los países donantes tienen que ser conscientes de los riesgos que entabla satisfacer una demanda de un colectivo o un individuo en concreto”, subraya el documento.

El gobierno español ha solicitado a la Comisión Islámica de España (CIE) que sea ella misma la encargada de controlar las transferencias realizadas de los países musulmanes. De esta forma, se pretende las monarquías petroleras financien únicamente aquellos proyectos que las comunidades musulmanas presenten a la CIE y que esta apruebe. España se ha convertido en los últimos años en foco del radicalismo musulmán, “la crisis, el desamparo y la manipulación arrastran a muchos jóvenes a formar pequeñas comunidades que pretenden fundar en España el Islam más primitivo”, explica Omar Charah, presidente de la Asociación Atlas.

Según el Informe del CNI Kuwait, relacionada con grupos de Al Qaeda, es el país que más transferencias ha realizado hacia España. Mientras que Catar mantiene una estrecha relacioón con la Liga Islámica para el Diálogo y la Convivencia en España. “Son quienes controlan el Centro Cultural Islámico Catalán”, destaca el organismo. Sharjah se relaciona con los conversos españoles. Asimismo, Libia, también mostró su interés por los conversos agrupados en la Junta Islámica de España.