Acuerdo Gadafi-yihadismo contra el CNT

Enquistado el conflicto bélico en Libia, Muamar Gadafi protagoniza su enésimo flirteo con el terrorismo, islamista en este caso, corriente que hasta hace poco decía combatir para justificar ante occidente su férreo control sobre el país. En una entrevista concedida al diario estadounidense The New York Times, el hijo más mediático de Gadafi, Seif Al Islam, declaró haber sellado un pacto con el jefe de un grupo islamista radical que actúa en el este de Libia. El objeto de un tal acuerdo no sería otro que el de luchar militarmente contra la “oposición laica”, en palabras de Seif Al Islam, que controla esta parte de la geografía del país magrebí.

Este acuerdo supone un cambio en la estrategia de Gadafi de los último años, sobre todo a partir de la normalización de relaciones con Occidente, hace algo más de una década, comprometiendo importantes esfuerzos en su lucha contra el Grupo Islámico Combatiente Libio, que en 2007 juró lealtad a Al Qaeda. El hijo del coronel afirmó que él mismo, en persona, había cerrado un pacto con Ali Sallaibi en persona, un conocido jefe yihadista, para contrarrestar el poder en la zona de las huestes del Consejo Nacional de Transición (CNT), que amenaza el poder de los Gadafi.

El propio Ali Sallabi ha reconocido haber departido con Seif Al Islam, aunque en ningún momento ha confirmado la hipótesis del pacto con la familia del coronel. “Los rebeldes laicos deberán huir o serán abatidos”, afirmó Seif Al Islam, convencido de que la nueva alianza con el islamismo asegurará la victoria del régimen libio sobre el CNT. “Los islamistas suponen una auténtica fuerza militar sobre el terreno. Sabemos que son terroristas, que son sanguinarios, que no son buenos, pero incluso Occidente debe aceptar que esto es así y que deben negociar con ellos”, asertó Seif Al Islam Gadafi.