¿Es Rajoy el Mesías frente a la crisis?

Mariano Rajoy asegura tener  la fórmula para poner fin a la aguda crisis que actualmente atraviesa España. En su mano, y sólo en su mano, está que la economía española crezca, a la luz de sus propias declaraciones y de las de su equipo de campaña. Y si la economía crece crece, dice, se creará más empleo, se recaudará más dinero y se reducirá el déficit. Con tal propósito, el presidente del Partido Popular pretende ganar unas elecciones en las que el descontento y malestar es la tónica entre el electorado. El principal objetico de los populares es reducir el déficit, a la vez que prometen no subir impuestos y no eliminar coberturas sociales. ¿Es posible esto? ¿Es realmente Rajoy el Mesías ante la crisis, como él y los suyos no cesan de insinuar?

Según el líder del PP, si se erige vencedor en las elecciones del próximo 20-N, aplicará tres medidas fundamentales deurgencia. Por una parte, pretende modificar la Ley de Estabilidad Presupuestaria para establecer un gasto predeterminado a todas las comunidades autónomas. Por otra , establecer una Ley de Emprendedores, con el fin de apoyar a las pequeñas y medianas empresas. Y ya por último, promulgar  una Ley de Transparencia de las Administraciones Públicas. Todas estas medidas las llevará a cabo sin quitarle a los ciudadanos ningún derecho y, al contrario, redundarán en la mejora de sus condiciones de vida.

“Lo sensato es combinar el aumento de los ingresos con la reducción de los gastos”, destaca Rajoy. Por ello, llevará a cabo una reducción del gasto corriente y el gasto superfluo, reducirá un sinfín de organismos públicos sin utilidad, hará una reordenación de la administración, eliminará muchas duplicidades y hará una oferta de empleo público. “Se trata de manejar el dinero público como lo manejaría un buen padre o una buena madre de familia”, añade. Asimismo, recordó el dirigente popular, “España salió de una crisis parecida a esta sin haber tocado un ápice el Estado del Bienestar en 1996”. Fácil, ¿no?