Túnez acogerá el primer cónclave internacional de la oposición siria

Representantes del Partido Demócrata Progresista, del islamista Ennahda (renacimiento) y de diferentes ONG y responsables políticos independientes, han anunciado en la capital tunecina la puesta en marcha del Comité de Apoyo Tunecino al Pueblo Sirio. El anuncio ha coincidido con la visita del secretario general del Movimiento Democrático Sirio al país magrebí, Muhedine Ladhikani. Fue el propio Ladhhikani quien anunció que Túnez, donde la revolución jazmín dio origen a la denominada primavera árabe, acogerá en primer congreso de oposición siria, que tendrá lugar el 12 de septiembre.

El principal objetivo del congreso a celebrar en Túnez es el de unificar a toda la oposición al régimen de Damasco fuera de Siria y reflexionar sobre las acciones a implementar para precipitar la caída del régimen de Bachar Al Asad y preparar un Gobierno de transición que conduzca al país hacia una efectiva democracia. “Además, cabe señalar que la celebración de este congreso en Túnez tiene una dimensión simbólica, en la mediada en que éste ha sido la cuna de la primera revolución árabe pacífica, que se ha propagado al conjunto de la región”, declaró Ladhikani.

El pueblo tunecino, al igual que otros muchos pueblos árabes, no han cesado de multiplicar sus muestras de rechazo a la actitud del régimen de Bachar Al Asad. El pasado fin de semana cientos de ciudadanos se dieron cita ante la embajada de Siria en Túnez capital para denunciar “las prácticas salvajes del ejército sirio al encuentro de su propio pueblo”. En el acto participaron cantantes y artistas como Amel Mathlouthi, Lobna Noomen y Yasser Jradi. “Lo que se pasa en Siria es simple y llanamente un crimen contra la humanidad”, lanzó Mathluthi a los asistentes en un momento del acto.

En Marruecos y Argelia también se suceden las muestras de apoyo al pueblo sirio. La Liga Argelia de Derechos del Hombre ha demandado al presidente Abdelaziz Buteflika la “inmediata expulsión” del embajador de Siria en Argel y la llamada a consultas de su embajador en Damasco. Por su parte, el Movimiento del 20F en Marruecos ha exigido medidas similares a su Gobierno, al igual que otras ONG como la Asociación Marroquí de Derechos Humanos o la Organización Marroquí de Derechos del Hombre. Por el momento, ni Argel ni Rabat se han decidido a seguir los pasos de Ryad, que durante las últimas horas ha llamado a consultas a su embajador en la capital siria para mostrar su rechazo a la dura represión operada por el régimen durante las últimas semanas que se ha cobrado la vida de cientos de personas.