Rajoy por los inmigrantes con contrato

El PP no piensa cambiar un ápice su política en materia de inmigración, que tan buenos réditos le ha proporcionado entre ciertos sectores de población, que ven en la llegada masiva de extranjeros durante los últimos años uno de los principales argumentos que justifican la actual situación de crisis. Para ello, Mariano Rajoy de cara a las elecciones generales del 20 de noviembre mantendrá su propuesta de contrato de integración para inmigrantes, una polémica medida que ya fue enarbolada por el PP catalán durante las pasados comicios autonómicos en esta comunidad.

“No estamos contra la inmigración, que incluso defendemos, sino que simplemente somos partidarios de que la gente pueda venir a España a ganarse la vida dignamente”, declaró Rajoy. El líder del PP considera que “el inmigrante se ha de integrar a la sociedad española de tal forma que tenga los mismos derechos y obligaciones que un ciudadano español”. Para ello, la integración se antoja una condición sine qua non para cualquier inmigrante que quiera intentar permanecer en España y para una tal empresa “el contrato de integración es clave”, destaca una fuente próxima al candidato presidencial de la derecha.

Cumplir las leyes, aprender la lengua y respetar las costumbres de los españoles son las cláusulas de señalado contrato. Según Rajoy, “la aportación de mucha gente que ha venido de fuera ha sido muy importante, para ellos, pero también para nosotros y para el conjunto del país. Sin embargo, hay que cumplir unos mínimos para que esto funcione”, aserta Rajoy. Unas obligaciones que ha de cumplir todo aquel que quiera obtener un permiso de residencia en España de más de un año. “En caso de perder empleo, la condición es abandonar el país, inmediatamente, ya que no se está desarrollando actividad alguna, que es para lo que se ha venido a España”, explica la fuente próxima a Rajoy.