Futbolistas paran la liga para exigir un nuevo convenio

¡Quién lo iba decir! Los futbolistas también son víctimas de la crisis. Lejos de la noción de chico joven con un salario inimaginable para cualquier trabajador, que acude a los entrenamientos en lujosos coches, muchos de ellos han estado meses sin cobrar sus sueldos. Hasta doscientos futbolistas son víctimas de impagos, que suman un total 50 millones de euros, que los clubes de la Liga Profesional de Fútbol adeudan. “La Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) y todos los futbolistas de Primera y Segunda División hemos tomado la decisión responsable, firme, unánime, de convocar una huelga para las dos primeras jornadas del campeonato. La Liga no dará comienzo hasta que se firme un nuevo convenio colectivo”, ha declarado el presidente de la organización, Luis Manuel Rubiales.

Iker Casillas, Xavi Alonso o Pujol fueron algunas de las grandes estrellas que apoyaron en primera fila a los futbolistas más perjudicados, tanto de la Liga BBVA (1ª división) como de la Liga Adelante (2ª). “Creo que también hay que ser solidario con la gente que lo está pasando mal, los números están ahí. Rubiales ha hablado en boca de todos y nosotros estamos apoyándole a muerte. Puedo decir y asegurar que no se va a jugar”, ha subrayado Casillas, vicepresidente de la AFE. Los futbolistas son tajantes, quieren que el nuevo convenio colectivo tenga en cuenta el pago de los salarios. Son muchos los clubes intervenidos judicialmente, y aunque la mayoría son de primera, Racing, Granada, Rayo, Zaragoza, Betis, Mallorca y Real Sociedad, sufren este problema.

“La postura de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) es en todo momento de avanzar en la negociación, de continuar trabajando y de alcanzar cuanto antes un acuerdo satisfactorio para todos, estando siempre, y en cualquier caso, nuestra puerta abierta para todos los jugadores, a los que únicamente les apelamos responsabilidad”, explicó la LFP través de un comunicado, en el que aseguraba no entender la reacción de los jugadores.