PxC expulsa edil por tener novio inmigrante

Anglada, el líder del partido que ha hecho del odio al inmigrante su bandera, durante un mitin.

A estas alturas a nadie sorprende que Josep Anglada y los que integran su partido, Plataforma per Catalunya (PxC) insulten a un inmigrante, rediculicen a un musulmán o marginen a alguien por el color de su piel. Pero lo sorprendente es que el partido, tildado de xenófobo y cada vez más consolidado en Cataluña, niegue a sus miembros mantener relaciones sentimentales con cualquier persona de otra confesión religiosa, perteneciente a otra cultura o, simplemente, otro país. Es lo que ha ocurrido con María Dolores Martínez, concejala en el ayuntamiento de Salt, que ha sido obligada a abandonar PxC por mantener una relación con un subsahariano.

“Me han hecho dimitir a base de insultos, amenazas, de dar informaciones falsas sobre mí y sobre mi marido. Pienso denunciar a PxC y a Josep Anglada. Pienso pedir daños y perjuicios”, ha declarado la enfadada edil a los medios. Maria Dolores decidió dejar el partido después de que le hayan exigido mostrar el DNI de su pareja. Según el propio Anglada, el partido no se caracteriza por su multiculturalidad, es más achaca todos los males de Cataluña y España a la inmigración, pero según el dirigente en este caso sólo han querido verificar que la pareja de la concejala se encuentra en situación regular. Por su parte, el compañero de Martínez, ciudadano camerunés residente en España desde 2007, ha asegurado disponer de un permiso de residencia en regla.