Al Qaeda prepara ataques tóxicos en USA


La rama yemení de la trama terrorista Al Qaeda prepara bombas cargadas con veneno de ricino para perpetrar atentados tóxicos contra las principales redes de transporte estadounidense, según The New York Times. El diario neoyorkino se basa en fuentes anónimas del Gobierno encargadas de la lucha antiterrorista, que consideran a los terroristas capaces de “causar grandes daños materiales y sembrar el pánico entre la población”. Expertos en la lucha contra el terrorismo coinciden en apuntar que una bomba de ricino no causaría el mismo nivel de destrucción que un ataque directo como el del 11 de septiembre de 2001. Estos mismos expertos sí destacan, no obstante, que se generaría una gran psicosis entre los estadounidenses, en particular a la hora de emplear los sistemas de transporte público.

Hace algo más de un año que Al Qaeda en Yemen intenta adquirir semillas de planta de ricino para derivar la toxina letal en forma de fino polvo blanco, capaz de matar con una pequeña cantidad por inhalación o inyección en el torrente sanguíneo. Las fuentes de The New York Times creen que, a tal efecto, la célula yemení de la organización yihadista dispone de un laboratorio en la provincia de Shabwa, actualmente bajo control de la insurgencia. Se cree que la toxina, de casi imposible detección a través de los actuales sistemas de seguridad aeroportuarios, sería integrada en un artefacto explosivo que se haría detonar en espacios cerrados, como estaciones de metro o aeropuertos.

Las mismas fuentes estiman que los terroristas yemeníes aún no han conseguido depurar el proceso de fabricación del ricino y, por tanto, que “la amenaza no es inminente”. Barack Obama dispondría de estas informaciones desde mediados de 2010 y sigue de cerca la evolución del dossier. Además, han declarado a Correo Diplomático expertos españoles en la lucha antiterrorista, “la eficacia del ricino es limitada en ambientes cálidos y secos, como el de Yemen, y no es absorbido fácilmente por la piel”. Para estos, “la auténtica amenaza a la luz del actual estado de cosas es que se emplee el ricino como arma improvisada, como la bomba casera que acabó con la vida de los pasajeros del avión a Detroit en diciembre de 2009”.