El Barcelona teme la “agresividad descontrolada” del Madrid de Mourinho, el “talibán”

En su primer duelo con el Barcelona a estas alturas de pretemporada, Jose Mourinho, alias el “talibán”, preveía una camino de rosas, una victoria clara frente al Barça y, en último término, un baño de multitudes ante su público. Al final, empate a dos, y gracias. El segundo del equipo técnico, Aitor Karanka, teniendo que salir a dar la cara ante los medios durante la rueda de prensa. “Hay cosas que no han cambiado”, llego a decir Karanka durante la ronda de preguntas. Una de ellas es la agresividad convertida en violencia con la que se emplean los jugadores del Real Madrid espoleados desde el banquillo por Mourinho y el propio Karanka.

“Mientras, el entorno mediático madridista ha estado entretenido volviendo al lamento del teatro de los jugadores del Barcelona, centralizando el foco de sus iras en Daniel Alves. Y es que dentro de este entorno mediático, nadie se plantea la peligrosidad de las entradas de Pepe, y prefieren polemizar sobre el vuelo de Alves posterior a su entrada, a destiempo y con todo. Nadie, se detiene a reflexionar sobre la salvaje entrada. La antideportividad se relaciona con la víctima y no con el agresor”, asegura un periodista deportivo de Barcelona.

Además de Pepe, el hombre de las faltas constantes, tampoco se pierde el tiempo con la patada de Khedira a la cara a Abidal, que era de roja directa. “Además, centrados en analizar el penalty de Valdés a Cristiano Ronaldo, quien exagera en su caída en el área, nadie pierde un instante en admitir que el árbitro perjudicó al Barcelona comiéndose el penalty de la entrada de Marcelo a Pedro dentro del área y permitiendo que el Madrid acabara el partido con 11 jugadores”, añade el mismo periodista.

A juzgar por el estado de ánimo, en Barcelona preocupa este Madrid de los malos modos. “No por su fútbol, porque este proyecto ya ha demostrado ser inofensivo ante el Barcelona, sino por esa agresividad descontrolada que se inicia en Pepe y sigue con Sergio Ramos, Xabi Alonso, Khedira y Marcelo. Mourinho ha conseguido con sus quejas intimidar a los árbitros, que no se atreven a hacer justicia y dejar al Madrid con 10, 9 0 5 jugadores, que es lo que ha merecido más de una vez”, sostiene un directivo blaugrana. Y es que, según éste, “aprovechándose del efecto que consigue sobre la clase arbitral, Mourinho envía a sus jugadores a la guerra mientras él se dedica a quejarse de todo para así encontrar excusa a sus  fracasos ante el Barcelona”.