Empresario galo paga multas por uso niqab

El hombre de negocios francés, Rachid Nekkaz, ha resuelto pagar de su bolsillo las multas dirigidas a aquellas mujeres de Francia y Bélgica por portar en público el niqab o velo integral islámico. Nekkaz se había comprometido el pasado 23 de julio a que estas mujeres se beneficiasen de su Fondo de Defensa de la Laicidad y la Libertad, dotado de un millón de euros.

Recientemente, el empresario ha acudido en persona a Bruselas para pagar la multa infligida por las autoridades belgas a dos menores que portaban el niqab en la calle. Con 16 y 17 años, respectivamente, las jóvenes belgas de origen magrebí debían pagar 50 euros cada una por su “falta”. También pagará Nekkaz la multa de 75 euros que el tribunal de la localidad de Roubaix, en Francia, ha impuesto a una mujer que también portaba el velo en la calle.

Rachid Nekkaz se han mostrado contrario al niqab, no obstante rechaza la prohibición de su uso en la vía pública. El empresario prevé denunciar las leyes prohibiendo el uso del velo ante la Corte Europea de Derechos del Hombre, atacando así a los estados belga y francés por “violación de los derechos fundamentales”.