Una espía nazi llamada Coco Chanel

Gabrielle Bonheur Chanel, conocida como Coco Chanel, es uno de los grandes referente de la alta costura mundial. Pero, más allá de la marca, detrás de Chanel hay una intensa vida y aún hoy en día continúan revelándose algunos de los secretos más ocultos de la modista. Según las más recientes informaciones, Coco Chanel habría sido una espía nazi en Madrid y Berlín. Esto es, al menos, lo que sostiene el periodista estadounidense Hal Vaughan en su libro Sleeping With The Enemy: Coco Chanel’s Secret War. Vaughan sostiene, además, que Coco Chanel fue amante del oficial alemán Hans Gunther von Dincklage.

Con el número F-7124 y con el nombre clave ‘Westminster’, Channel trabajó, según el autor norteamericano, para Abwehr, la agencia de inteligencia militar de Alemania. ¿Qué movió a Coco Channel a desarrollar una actividad de espía? Al parecer, su profundo odio hacia los judíos. Durante la ocupación alemana en Francia, a Chanel no le quedó más remedio que cerrar sus tiendas y residir en el Hotel Ritz, donde de hospedaban los militares nazis. Fue allí donde la gurú de la alta costura se enamoró de Hans Günther von Dincklage, entonces jefe de la inteligencia nazi.

La casa de moda Chanel desmiente las últimas informaciones sobre Coco. Sí corroboran que la modista, conocida por sus múltiples romances con aristócratas, mantuvo una relación con un alemán durante la guerra. Pero niegan que colaborara con los nazis y, mucho menos, como espía. Ante las acusaciones de antisemita, la casa Channel se limita a recordar que el director de perfumes de la marca era Pierre Wertheimer, de origen judío.