Pastillas milagro para sexo sin condón

La Magic Pill es el producto que este verano causa furor entre los más jóvenes, sobre todo entre los turistas que llegan a España. Unas pastillas que permiten practicar sexo sin control, que dotan de un vigor fuera de lo común y protegen a sus consumidores contra todo tipo de enfermedades venéreas, o al menos es lo que  en Internet se dice del “producto milagro”. Pero, practicar sexo sin protección, sin riesgo de embarazo, ni de contraer una enfermedad, un sueño para los más activos sexualmente, sigue siendo, a estas alturas, imposible. Aún así, estos jóvenes han creído en el milagro de la Magic Pill, después de haberlo visto sus propiedades ampliamente difundida a través de los foros y redes sociales de Internet.

La pastilla que compran compulsivamente los adolescentes en las farmacias de España, especialmente ingleses y alemanes en los establecimientos del archipiélago de Mallorca, no es más que un antibiótico que sirve para curar la bronquitis o alguna enfermedad de transmisión sexual, como la clamidia. A pesar de la propaganda engañosa que se la he hecho al producto, en realidad, no puede ser usado como anticonceptivo, y tampoco actúa en contra del herpes, hongos, ladillas o sida. ¿Cuál ha sido la consecuencia de la adquisición masiva de estas pastillas, que no requieren receta médica? Como no podía ser de otro modo, que se haya disparado la venta de la  la pastilla del día después, a causa de los nulos efectos de la famosa píldora mágica. “P’habernos matao“, como reza el adaggio popular.