España sí integra a musulmanes

El enfrentamiento entre los musulmanes de Salt y el partido xenófobo Plataforma per Catalunya, en esta ocasión apoyado por el ayuntamiento de la localidad gerundense para evitar la construcción de una mezquita, hizo saltar nuevamente todas las alarmas hace algunos días. Pero, más allá de sentirse aislados e incomprendidos, el 83% de los musulmanes de España se siente totalmente adaptado a la vida y a las costumbres españolas. Según el Estudio sobre la Comunidad Inmigrante Musulmana que realiza Metroscopia para los ministerios de Interior, Justicia y Trabajo e Inmigración, este colectivo no sólo está integrado en España, sino que considera no tener obstáculos para practicar con libertad su religión.

“Llevo viviendo en Mallorca desde hace 20 años, y aunque al principio me costó un poco adaptarme a la cultura española, hoy me siento una más. Tengo amigos españoles, trabajo con españoles y mis hijos son españoles”, comenta Fatiha, quien además, considera que la religión pertenece al ámbito privado de las personas y no tiene que influir en las relaciones sociales. Por su parte, Karim de Santiago de Compostela cuenta que pese a que él ha nacido en España y es un español más, no se le considera como tal por la religión que profesa. “España es un país laico, la religión que cada uno practica es independiente de la nacionalidad que uno tiene”, apunta.

Según Abdelwahid Salem, trabajador social en un centro de inmigrantes. “El que un musulmán viva tranquilo en el seno de la sociedad española radica en el islam que practica. Los integristas no pueden sentirse integrados en la sociedad, y no porque los españoles los rechacen, son ellos mismos los que no quieren tener relación alguna con alguien no afín a sus ideas”. El ministerio del Interior está de acuerdo con la idea de Saleh, según el comunicado difundido después de obtener los resultados del barómetro, los musulmanes de España, en su mayoría, practican un islam tolerante y abierto. Y prueba de ello, según Interior, es que la mayor parte de los 2.000 encuestados cree que ninguna religión es superior a otra. Mientras en 2009 el 75% creía que las tres religiones monoteístas son igualmente respetables, en 2010, lo opina el 82%.

“Malnacidos hijos de puta todos los imanes, necesitan otra noche de los cuchillos largos, así se acabaría el problema de esta gentuza”, difundía a través de la red social facebook Plataforma per Cataluña, al mismo tiempo que se hacían públicos los resultados del barómetro en el que el 92% de los musulmanes rechazan el uso de la violencia para defender o difundir creencias religiosas. “Creo que ningún musulmán ha hecho nunca nada a nadie de este partido. Pero quieren imponer el odio en toda España y lo están consiguiendo. CiU ha sucumbido a sus presiones en Salt y nadie hace nada contra estas amenazas”, explica kamal J. imán en Barcelona. Sin embargo, pese a problemas de este tipo, España es el país de acogida de inmigrantes musulmanes mejor valorado con respecto al resto de Europa y Estados Unidos. “España comparte muchos de nuestros valores culturales, tenemos un mismo pasado, un pasado caracterizado por el dominio musulmán”, recalca Kamal.