Chávez promueve un Estado policial contra la inseguridad

Iñaki Aramayo. Buenos Aires.

 

 

Un total de 2.518 jóvenes han comenzado a prestar servicio en la Policía Nacional Bolivariana (PNB) de Caracas, que es considerada una de las ciudades más peligrosas del mundo. Los nuevos funcionarios, salidos todos ellos del Programa de Formación de la Policía Nacional Bolivariana, de la Universidad Nacional Experimental de la Seguridad, patrullarán de a pie, en coches y motos, y prestarán servicios de policía comunal y de inteligencia estratégica criminal. En un inicio, desempeñarán labores de seguridad ciudadana y prevención para, más adelante, inscribir su acción dentro del clásico modelo de policía, en los departamentos capitalinos de La Vega, Antímano y la parroquia Sucre.

El proceso de transformación de los cuerpos de seguridad comenzó en 2006 con el objetivo principal de unificar los criterios de seguridad ciudadana, de acuerdo con los requerimientos internacionales, que exigen 3,6 policías por cada mil habitantes. La PNB de Caracas comenzó su andadura en diciembre de 2009 – con 900 agentes, entonces – en una parroquia capitalina. Actualmente, contabiliza en sus filas más de 6.500 efectivos. Los planes del Gobierno de Hugo Chávez prevé que este cuerpo de seguridad de expanda, de manera paulatina, a través de lo largo y ancho del territorio venezolano.

 

Un asesinato cada media hora

La cuestión de la seguridad constituye una preocupación central para los ciudadanos del país sudamericano, hasta el punto que es uno de los puntos centrales del debate político en Venezuela. Mientras que la administración que dirige Chávez promueve una nueva policía y desarrolla el dispositivo nacional de seguridad, amplios sectores de la oposición atribuyen precisamente a la gestión del presidente los altos índices de criminalidad que se registran en ciertas regiones. En Venezuela, cada media hora alguien muere asesinado. En lo que va de 2011, hasta 3.603 cadáveres ingresaron a la morgue de Bello Monte, en Caracas, a la luz de las estadísticas del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas. Se estima que en Venezuela se cometieron algo más de 14.000 asesinatos en 2010.