La alianza de civilizaciones da sueño a José Blanco

 

Ser político no es fácil. Reuniones, viajes, comidas, cenas, una ajetreada agenda que le ha vuelto a jugar una mala pasada al ministro de Fomento, el gallego José Blanco. En plena rueda de prensa en Ankara del presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero y el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdrogan, se pudo ver a Blanco echándose una siesta. Su viaje a los dominios de Morfeo era tal que ni tan siquiera la ministra de Asuntos Exteriores de España, Trinidad Jiménez, que estaba sentada a su lado, se atrevió a despertarle. La primera cabezada fue rápida. Sin embargo, el ministro recayó y en la segunda oportunidad en la que planchó la oreja, ante los estupefactos asistentes, Blanco durmió mucho más profundamente. Cuando despertó, entre las sonrisas de todos, el político socialista apenas sí conseguía ubicarse, tardando varios segundos en recordar qué hacía rodeado de turcos.