Nuevo gasoducto ruso hacia Europa

Paco Soto. Varsovia.

 

El nuevo gasoduzco evitará, entre otros, a Ucrania, Bielorrusia y Polonia.

 

Rusia anunció la apertura de un nuevo gasoducto –el Nord Stream– a través del mar Báltico y con dirección a Alemania, evitando el paso por Ucrania, Polonia y Bielorrusia, tres países ex comunistas a los que Moscú acusa de aprovecharse de su posición para sacar ventaja en los precios y las condiciones, informó el diario estadounidense ‘The Washington Post’. Según los expertos, con este nuevo gasoducto, Rusia quiere conseguir una posición de mayor fortaleza en el mercado gasístico europeo y evitar la dependencia de terceros países para el tránsito de mercancía y la fijación de precios. Otra de las motivaciones de los dirigentes rusos es que en los últimos meses, el gigante energético ruso Gazprom ha visto como caían sus exportaciones a Europa a pesar del conflicto en Libia, otro de los grandes productores de gas a escala internacional.

Por su parte, según informó la agencia de noticias rusa RIA-Novosti, el primer ministro ruso y verdadero hombre fuerte del país, Vladimir Putin, afirmó que Ucrania “como todo país de tránsito, tiene la tentación de beneficiarse de su posición”. “Ahora, este derecho exclusivo desaparece. Nuestras relaciones serán más civilizadas”, dijo Putin. Gazprom desempeñaba hasta hace poco un importante papel en la política exterior rusa a causa de su control sobre el suministro de gas a gran parte de Europa, pero últimamente ha visto como su posición ha perdido peso a causa del avance en las tecnologías de extracción, que han provocado un descenso de los precios. En este sentido, el nuevo gasoducto el Nord Stream servirá para recortar las tasas de tránsito.

 

Sin riesgo de desabastecimiento

El ministro ruso de Energía, Sergueï Chmatko, anunció que no ve ningún riesgo de reducción o suspensión de gas ruso hacia Europa a través de Ucrania, a pesar de la intención de las autoridades de Kiev de reestructurar la empresa nacional de hidrocarburos, Naftogaz, y de revisar sus contratos con Gazprom. Ucrania califica de “injusto” el precio del gas impuesto por Moscú a Kiev. “Mantengo contactos permanentes con el comisario de la UE para la energía y la Comisión Europea, y no he visto la necesidad de activar los mecanismos especiales” en caso de problemas en el abastecimiento de gas, aseguró Chmatko.