Justicia absuelve a Carlos Menem

Iñaki Aramayo. Buenos Aires.

 

 

En una sentencia no exenta de polémica, el ex presidente argentino entre 1989 y 1999, Carlos Saúl Menem, ha sido absuelto de los cargos que se le imputaban por la venta de armas a Croacia y Ecuador, en 1991 y 1995. El Tribunal Oral en lo Penal Económico Nº3 de Buenos Aires también exculpó a los otros 17 imputados, todos altos funcionarios durante el Gobierno menemista, y para quienes la Fiscalía había solicitado penas de hasta 8 años de prisión.

Los presuntos delitos salieron a la luz en la década de los noventa, cuando se desveló que durante la presidencia de Menem unas 6.500 toneladas de armas  destinadas a Panamá y Venezuela habían sido desviadas. En 1991, una parte las recibió Croacia, en ese entonces en pleno conflicto bélico con la antigua Yugoslavia. Mientras, cuatro años más tarde, el rumbo del arsenal fue Ecuador, que se enfrentaba en aquel entonces a Perú por un litigio fronterizo.

En Marzo de 1995, después  de una investigación que presentó esta irregularidad, el abogado Ricardo Monner Sans denunció el hecho, no siendo hasta 2008 que se iniciaron los alegatos en un juicio donde han declarado casi 400 testigos. Menem, de 81 años, aseguró no haber sido responsable de la venta de armas, alegando que durante su presidencia se “limitó a firmar decretos de exportación de armas” (con destino Panamá y Venezuela); y se excusó aclarando que “todos los trámites escapan al presidente”.

Este proceso es el primero en la historia de Argentina en el que un ex presidente elegido democráticamente es llevado ante los tribunales por supuesta corrupción.  El Ministerio Público acusó a Menem de ser “coautor” del contrabando de armas, junto con su entonces ministro de Defensa, Oscar Camilión, su asesor y excuñado, Emir Yoma, y otros 15 imputados. En el acto preliminar de la sentencia, los magistrados dicen que no está probado que hubiera mala intención para la comisión del delito. Los argumentos exactos del veredicto no se conocerán hasta el 7 de noviembre próximo.

En 2001, el ex mandatario fue confinado a arresto domiciliario durante seis meses por presunta asociación ilícita, de la cual estaba sindicado como jefe, para el tráfico ilegal de armas. En aquella ocasión, fue puesto en libertad tras un fallo de la Corte Suprema de Justicia. Carlos Saúl Menem buscará en las elecciones de octubre renovar su escaño en el Senado de la nación, lo que le permitirá mantener sus fueros parlamentarios. Para ello, Menem no ha dudado en aliarse con el Gobierno de Cristina Kirchner, con quien ha mantenido una relación con altibajos, no exenta de enfrentamientos y tiranteces.