Jesús del Pozo normaliza el velo

 

La última colección del diseñador madrileño, fallecido el pasado mes de agosto, no ha dejado indiferente a nadie. Inspirada en el Manhattan de los años 70, Jesús del Pozo ha destacado a través de largos vestidos simétricos y faldas, cortas y anchas, las diminutas cinturas y voluptuosas caderas de la mujer de la mujer perfecta de la Belle Époque. Unos vestidos, sencillos y de lisas telas, que se han visto complementados por el difunto diseñador con un pañuelo campesino en la cabeza de las modelos. “Posiblemente sea un guiño a la polémica del velo que tantos debates políticos ha suscitado a lo largo de su último año de vida”, destaca un periodista experto en moda.

A través de sus diseños, Del Pozo ha normalizado el uso del velo, presente no sólo en la cultura musulmana, sino también en la occidental, donde hoy se pretende erradicar por ley. Frente a las consideraciones de ser un instrumento para menospreciar a la mujer en las culturas más machistas, en la Cibeles Fashion Week se ha demostrado que ante todo es una prensa de vestir propia de la mujer e independiente del uso que le dé cada sociedad y cultura. “New Classic” es el desfile póstumo del gran diseñador español, cuya insignia continuará en el mercado de la misma forma que lo han hecho infinitas marcas francesas e italianas. La empresa tiene claros los conceptos fundamentales en la moda de Jesús del Pozo: feminidad y sencillez.