¿Integración en Chequia? Por Ivo Buzek*

Ataque incendiario contra una vivienda de gitanos en Bohemia del norte, donde la integración "forzosa" ha fracasado.

 

El brote de racismo que está viviendo la región de Bohemia del norte demuestra que mi país, la República de Chequia, no ha conseguido resolver un problema que viene de lejos: la integración de la comunidad gitana en la sociedad. Los dolorosos acontecimientos que vive Bohemia del norte, con enfrentamientos, agresiones y amenazas de muerte, demuestran que se ha cerrado una especie de círculo vicioso. La integración “forzosa” de los gitanos de la etapa comunista ha fracasado estrepitosamente, pero logró desintegrar “el modus vivendi” gitano que funcionó durante cientos de años. Hay una generación de gitanos que sólo conoce la vida en gueto, la marginación y la usura (los usureros son también gitanos).

Es un colectivo que vive de las ayudas sociales, no trabaja porque nadie le da empleo y porque, en general, son personas conflictivas y ofrecen poca confianza. Pero la desconfianza es mutua: los checos generalizan y extienden su desconfianza a la totalidad de la población gitana cuando los que son de verdad problemáticos no superan el 10% de la comunidad gitana. Y los gitanos, naturalmente, desconfían de los payos. Es una barrera de incomprensión cultural y también lingüística. Los gitanos checos (también los españoles), aunque hablan bien el idioma, no dominan todos los registros. Por ejemplo, no dominan el lenguaje cortés, el que se utiliza cuando se habla con desconocidos. Cuando hablan con payos, los gitanos se sienten inseguros, adoptan un cierto complejo de inferioridad y hasta se vuelven agresivos. Y así nace la incomprensión mutua.

Cuando falló el intento de asimilación forzosa, nació otro, pero no a nivel oficial, basado en esta incomprensión de la que hablé antes. Se ha intentado barrer a los gitanos de los lugares visibles de las ciudades, trasladarlos a pueblos pequeños en zonas pobres, como la región de los Sudetes, precisamente donde ahora estalló el problema. En Chequia, se escolariza a niños gitanos en escuelas para retrasados mentales.

Es muy difícil encontrar una solución, y si alguien la tuviera, creo que la aplicaría. Yo no la tengo, desde luego, pero es obvio que las soluciones “desde arriba” no han traído nada bueno. Empiezan a mejorar las cosas donde se va formando la clase media gitana dispuesta a ayudar a los
suyos. Pero en los guetos no hay clase media. También hay que tener en
cuenta que los gitanos siguen conservando la estructura de clan o tribu y entre ellos se odian unos a otros aun más que a nosotros. Así las cosas, he de decir que en Chequia existe un rechazo generalizado a los gitanos. Incluso entre gente culta y universitarios. Ahora ya se sabe que no es “políticamente correcto” reconocerlo en público pero cuando la gente se siente relajada, puedes oír cosas que te ponen los pelos de punta y te dan arcadas. Me ha pasado en repetidas ocasiones incluso entre compañeros de mi departamento universitario.

El régimen comunista no mandó a los gitanos a los campos de concentración ni a las cámaras de gas, como hicieron los nazis, pero les quitó los carros y los caballos, y declaró ilegal su tradicional modo de vida. Lo triste es que ya no hay marcha atrás. Han pasado ya cuatro o cinco generaciones. El problema con la población gitana no lo va a solucionar el dinero de la Seguridad Social, sino proyectos individuales, a pequeña escala, protagonizados por los gitanos mismos.

 

* Es profesor de español en la Universidad de Brno, la segunda ciudad de la República de Chequia.

2 comentarios sobre “¿Integración en Chequia? Por Ivo Buzek*

  • el 16/01/2012 a las 09:09
    Permalink

    No se si los gitanos dominan o no el lenguaje cortes. Pero los checos no lo dominan en absoluto. Vivi en Chequia y no hay nada mas maleducado y poco cortes (por no decir algo peor) que un checo cuando habla con un extranjero. Y no es una generalización. Ellos ven el mundo, a las personas, a traves de topicos, generalizan todo el tiempo y lo puedo comparar con Alemania donde he vivido. Aqui solo muestran amabilidad si quieren algo de ti. Snobs, clasicistas,envidiosos, el deporte nacional es hacer distinciones entre las personas,incluso en las tumbas señalan el titulo academico. Aqui se mueren por un titulo, no por tenerlo, sino por enseñarlo y mostrar que estan por encima de otros. Y se nota, vaya si se nota.

  • el 17/03/2012 a las 21:46
    Permalink

    Todo mentira,me hierbe la sangre ver los dogmas que tiene la gente que no los tiene en la puerta de casa viviendo, y que aqui comentemos espanoles,con lo racista que es nuestro pais, he visto gente de otros paises aqui que en Espana tendrian empleos de mierda y aqui en Chequia tienen empleos buenos, por no hablar de nosotros los jovenes espanoles que hemos emigrado a Chequia donde nuestros derechos laborales se respetan mas que en Espana.

    Ojala en Espana se respetase mi titulo como se respeta en Chequia, y si quieres hablar con un checo aprende checo, ni que los espanoles fueramos amables con los extranjeros, venga ya de tanto dogma, Ademas que eso de los titulos tambien es tipico en Austria y nadie se muere por ellos.

    Esa casa fuen incenciada por unos indeseables ,pero esos indeseables pensaban que la casa estaba vacia peroo oooh un nino gitano estaba ahi porque sus padres lo habian olvidado extranamente claro…

    Eso si la noticia no se ve en Internet pero no se dice que a la semana siguiente los gitanos en ese mismo pueblo fueron a incendiar casas, ese pueblo queda cerca de donde yo vivia al llegar aqui.

    Dejaos de dogmas,los gitanos son la unica etnia que nunca ha intentado formar una sociedad y siempre han vivido de limosna,claro que hay gitanos que trabajan,una minoria,y para nada se sienten identificados con la mayoria de gitanos que hacen lo mismo en todos los paises a pesar del dinero que se les da por no hacer nada.A otra gente imigrante no se le dan esas facilidades aunque vengan en patera muertos de hambre.

    Dogmas y mentiras

Comentarios cerrados.