EE UU se dota de un avión kamikaze

 

El ejército de tierra estadounidense se va a dotar en breve de un pequeño avión no tripulado portátil silencioso y capaz de acabar con pequeños objetivos, haciendo explosionar una carga explosiva tras el impacto. Según acaba de trascender, la US Army firmó a finales del pasado mes de junio un contrato por valor de 4,9 millones de dólares con la sociedad Aero Vironment para la fabricación en un breve lapso de tiempo de un número indeterminado de este tipo de aparatos kamikaze, bautizados como Switchblade.

El avión no tripulado pesa menos de dos kilos y puede ser transportado en una mochila por un soldado. Durante su lanzamiento, que se realiza a través de un tubo similar al empleado para el disparo de misiles, el pequeño aparato despliega sus alas. Con ayuda de un pequeño motor eléctrico, el diminuto avión transmite imágenes de video desde una cámara integrada que permite visualizar con precisión el objetivo. De este modo, un operador, encargado de manejar el dispositivo, puede confirmar que se trata, efectivamente, del objetivo seleccionado y, de este modo, evitar víctimas colaterales, según se asegura desde Aero Vironment.