El Dorado marroquí para la inversión española

 

“Más allá de nuestra estrecha relación bilateral en materia política, social y cultural, Marruecos es un país prioritario para la inversión española, de ahí que trabajemos para el refuerzo del dinamismo de nuestros intercambios económicos y comerciales”, declaró la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, a la salida de un desayuno de trabajo con una delegación de empresarios españoles en Rabat. La titular de Exteriores valoró muy positivamente que Marruecos haya mantenido un ritmo de crecimiento sostenido de más del 5% durante los últimos años. Esta dinámica se habría visto reforzada por la puesta en marcha del Gobierno marroquí de planes de inversión y la implementación de reformas en el sector público, “que han permitido la creación de nuevas oportunidades”, estimó la ministra.

“Ha sido muy interesante conocer de primera mano qué empresas trabajan aquí y que oportunidades de negocio se les presentan en Marruecos, que con carácter general, según los empresarios, son muy buenas”, dijo Jiménez. Al respecto de las denuncias de fraude que varias constructoras españolas han depositado ante los tribunales marroquíes durante los últimos meses, la ministra consideró que se trata de “casos aislados que podemos ir superando”, señalando que su Gobierno iba a tratar de ayudar a los empresarios afectados. “Llevo muchos años trabajando con empresas españolas en el exterior y creo, sinceramente, que Marruecos ofrece muchas oportunidades, que se ven reforzadas por su cercanía, vínculo y atracción con España, que nos permite trabajar aquí en condiciones muy favorables”, declaró Jiménez.

 

Mecanismos de interlocución

Durante su comparecencia ante los medios, Jiménez desveló algunos de los puntos que trató durante la jornada del martes con el ministro de Economía y Finanzas del Gobierno de Marruecos, Salaheddine Mezzouar. Entre otros, Mezzouar presentó a la titular de Exteriores los planes de desarrollo actualmente en marcha. “Esto nos ha permitido examinar en qué sectores se abre un nuevo potencial de entrada a las empresas españolas”, consideró Jiménez.

En este orden de cosas, Mezzouar propuso a Jiménez la puesta en marcha de una comisión mixta empresas-gobiernos para estudiar qué empresas españolas líderes en sus respectivos sectores podrían estar interesadas en participar en los planes de desarrollo que Marruecos tiene en marcha. Además, ambos ministros abordaron la creación de una fundación público-privada, compuesta por empresas e instituciones, como instrumento de interlocución permanente para fomentar los intercambios económicos. “Me voy pensando que Marruecos es de gran interés económico para España, pero también que España lo es para Marruecos”, concluyó la ministra de Exteriores.

3 comentarios sobre “El Dorado marroquí para la inversión española

Comentarios cerrados.