España valora nuevas medidas de seguridad en Tinduf

La ministra española de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez.

 

Tras el secuestro de dos cooperantes españoles y un italiano en los campamentos del Frente Polisario en Tinduf (sudoeste de Argelia) el Gobierno de España prepara nuevos protocolos de seguridad, destinados fundamentalmente a las ONGs que trabajan en la zona. “Antes no existía este riesgo, que hemos constatado que ahora sí existe. Es por ello que el Gobierno trabaja en nuevos protocolos de seguridad para garantizar una mayor seguridad en los campamentos del Frente Polisario a todos nuestros cooperantes”, ha declarado en Rabat la ministra de Asuntos Exteriores española, Trinidad Jiménez, a la salida de un encuentro con una delegación de empresarios españoles en Marruecos.

El Gobierno de España se mantiene a la espera de las conclusiones de la comisión de investigación que ha demandado a Naciones Unidas para valorar los riesgos de seguridad en la zona. “En Kenia, donde también han sido secuestrados otros dos cooperantes españoles, Afganistán o Somalia, por no citar más que algunos ejemplos, que son países considerados de ‘alto riesgo’, este tipo de protocolos específicos de seguridad ya existen y están consolidados. Lo de Tinduf es algo inesperado, nuevo, de ahí que tengamos que elaborar nuevos protocolos para garantizar la integridad de nuestros ciudadanos y organizaciones que trabajan sobre el terreno”, precisó la ministra.

 

Cautela

A pesar de que todos los indicios parecen apuntar hacia Al Qaeda en el Magreb Islámico como autora del secuestro de los dos cooperantes españoles y el italiano en los campamentos de Tinduf, Jiménez ha vuelto a pedir cautela antes de aventurar algún tipo de conclusión al respecto. “El Gobierno de España no puede hacer afirmaciones basadas en hipótesis o conjeturas sin tener la confirmación y certeza absoluta de quién se halla tras el rapto”, ha advertido Jiménez en Rabat. “No podemos especular sobre algo tan delicado. El Gobierno ha optado por trabajar con tranquilidad y discreción, que creemos es la única manera de poder avanzar”, añadió la titular de Exteriores.

La jefa de la diplomacia española estimó “difícil realizar predicciones” con respecto a la posible duración de los secuestros, tanto para el caso de los cooperantes en el Sáhara Occidental como para el de las cooperantes en Kenia. Para ello, la ministra afirmó trabajar estrechamente con los gobiernos de la región, recabando todo tipo de informaciones y valorando las eventuales gestiones a realizar. “Trabajamos para que todo se resuelva cuanto antes, intensamente y sin descanso, para que nuestros ciudadanos puedan volver a sus casas, con sus familias, lo más pronto posible”, aseguró Jiménez.