Argelia, país poco favorable a la inversión

El excesivo peso del sector de los hidrocarburos en Argelia ha hecho a las autoridades descuidar las demás ramas de la economía del país.

Un reciente informe sobre el clima de negocios en Argelia elaborado por la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Comercio y el Desarrollo (CNUCED) ha destacado que el país magrebí es “poco propicio” a la inversión privada. Además de contar con una reglamentación “muy rígida”, la acusada burocratización de la administración disuade a los inversores, sobre todo extranjeros. Los expertos del CNUCED han puesto de relieve que, en un momento en que los flujos financieros mundiales se han reactivado en 2010 (un 5%), el volumen de la Inversión Directa Extranjera en Argelia, estimada en 3 mil millones de dólares, ha caído un 17% en comparación con el año precedente.

El informe de la institución onusiana explica que este retroceso ha sido originado por el hecho de que Argelia no ha orientado parte de sus propios capitales hacia el desarrollo industrial y de servicios. Este hecho afecta directamente al clima de negocios, que es “muy limitativo”, siempre según los expertos del CNUCED. La excesiva dependencia y fijación de la economía argelina de su sector de los hidrocarburos, que garantiza pingües beneficios anuales, ha supuesto el descuido de todos los demás ámbitos económicos. Es por esto que, el que debería ser un país rico en oportunidades de negocios, no ocupa sino el puesto 136 en el ranking Doing Business 2011 elaborado por el Banco Mundial.