Putin candidato a presidente por unanimidad

Paco Soto – Varsovia

 

 

El actual primer ministro de Rusia, Vladímir Putin, de 59 años, fue confirmado por unanimidad como candidato a la presidencia del Estado en un acto del partido gubernamental Rusia Unida (RU), que reunió a 11.000 personas en un estadio de Moscú y fue transmitido en directo por la televisión pública. La elección por unanimidad de Putin no fue ninguna sorpresa, porque el presidenciable, que fue oficial de la KGB en la época soviética, es el hombre fuerte del país. Además, el actual inquilino del Kremlin, Dmitri Medvédev, renunció a concurrir de nuevo a las elecciones presidenciales tras pactarlo con Putin y ahora aspira a sustituirlo en el cargo de primer ministro, si gana las elecciones legislativas del 4 de diciembre.

Medvédev había propuesto a Putin durante el congreso de RU, a finales del pasado mes de septiembre. Las encuestas dan la victoria a RU en las próximas legislativas y Putin es el candidato mejor situado para ganar las presidenciales del 4 de marzo de 2012. Putin ha prometido el incremento del poder político y militar de Rusia y su mayor proyección en el mundo, porque sabe que de esta forma conectará mejor con amplios sectores populares que aspiran a que su país vuelva a ser una superpotencia como en tiempos de la URSS. En este sentido, Putin propone el aumento de los impuestos sobre el lujo y el consumo excesivo y dedicar más dinero a las Fuerzas Armadas, una política social más eficaz contra las desigualdades y mayor diversificación económica.

 

Advertencia a Occidente

Putin, como en la época de la nomenclatura comunista soviética, está convencido de que Occidente quiere a toda costa frenar el desarrollo de Rusia, y así lo dijo en el acto de RU. “Los representantes de algunos países extranjeros reúnen a aquellos a los que pagan dinero, los que reciben becas, les dan instrucciones y los encaminan hacia la tarea correspondiente para influir en el rumbo de la campaña electoral en nuestro país. Es un trabajo inútil, es, como se dice aquí, tirar el dinero al viento”, manifestó el nuevo zar ruso.

Se mostró convencido de que “la gran Rusia, como gran Estado, es un país acostumbrado a actuar con amplitud. Lo llevamos en la sangre. Enormes territorios, grandes victorias, todo esto es nuestro. Los ciudadanos rusos no viven ahora solo los problemas cotidianos, pues confían en la predestinación histórica de Rusia”. La oposición a Putin reaccionó a su elección como candidato a la presidencia rusa. Guennadi Ziugánov, el líder de los comunistas rusos, que es la principal fuerza de oposición a RU, dijo que el congreso de ese partido “huele mucho a todo lo peor” del pasado soviético.