Internacional islamista felicita al PJD marroquí

El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, felicita al líder del partido islamista tunecino Ennahda, Rached Gannouchi, tras su victoria electoral el pasado mes.

 

Más allá de los grandes líderes mundiales y europeos, entre los que cabe citar, entre otros, a Ban Ki-moon, Hillary Clinton, Nicolas Sarkozy o el incluso próximo presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, han sido los máximos responsables de otros partidos islamistas quienes han encabezado la ola de felicitaciones que durante los últimos días han llegado a la sede del Partido para la Justicia y el Desarrollo del barrio de Les Orangers, en Rabat El AKP del primer ministro turco Recept Tayip Erdogan ha sido uno de los primeros partidos islamistas en felicitar al Partido de la Justicia y el Desarrollo (PJD) de Abdelillah Benkirane después su victoria electoral en las legislativas del 25 de noviembre.

No han sido los únicos en felicitar al PJD. También han llegado mensajes de firmados por los dirigentes de Ennahda (Renacimiento) en Túnez, flamantes vencedores de las elecciones para una asamblea constituyente en el país magrebí; el Frente Islámico de Salvación (FIS) y el Movimiento por la Paz y la Democracia (MPD) argelinos; del Hamas libanés e incluso del partido Al Islah, principal fuerza de oposición en Yemen. Además, no ha faltado la misiva de júbilo dirigida al PJD del célebre mufti jeque Youssef Qaradawi, conocido por sus prédicas incendiarias.

 

Oportunistas

Asimismo, el PJD ha abierto un libro de oro en la sede central del partido, en Rabat, para que simpatizantes e invitados del partido puedan plasmar sus mensajes. Y es que después de largos año de travesía del desierto, la victoria electoral ha servido para que muchos se hayan subido al carro de la formación islamista marroquí. Entre otros, militantes del Partido Autenticidad y Modernidad (PAM) del Fouad Ali El Himma, el “amigo del rey”, quien ha librado durante los últimos años una batalla directa contra el partido de la lámpara.

“Haciendo gala de muy poca coherencia ideológica y de un agudo, y vergonzoso, sentido del oportunismo político, quizás con vistas a obtener alguna prebenda de parte del nuevo Gobierno, algunos miembros del PAM no han dudado en reconocer sus simpatías hacia los islamistas”, destaca un periodista de Akhbar Al Yawn. También destacan los mensajes que desde hace días multiplican algunos dirigente del Movimiento Popular y la Unión Constitucional al encuentro del PJD buscando, sin duda, una eventual alianza que permita a los responsables de las dos formaciones conservadores ocupar algún puesto ministerial en el nuevo Gobierno.