Periodistas húngaros faltos de libertad

Paco Soto – Varsovia

 

 

Hungría, que desde hace año y medio es gobernado por la derecha populista, está en el punto de mira de muchos colectivos de periodistas y organismos de defensa de los derechos humanos occidentales que consideran que el país magiar evoluciona peligrosamente hacia la extrema derecha. En este sentido, la South East European Network for Professionalization of the Media (Red del Sureste Europeo para la Profesionalización de los Medios, SEENPM) y otros colectivos profesionales llevaron a cabo una misión internacional en Hungría entre el 14 y el 16 de noviembre para analizar la situación de los medios en este país.

Esta visita se desarrolló después de que unas 100.000 personas se manifestaran a favor del pluralismo en los medios en Budapest, el pasado 25 de octubre. Los delegados de la misión concluyeron que las leyes sobre medios en Hungría no cumplen las normas internacionales y europeas básicas, porque socavan la diversidad y calidad del paisaje mediático. Los colectivos profesionales se reunieron con periodistas húngaros, pero también con abogados y defensores de la libertad de expresión y con representantes del organismo que controla los medios y el Gobierno. Las leyes sobre medios, que entraron en vigor en enero, han recibido muchas críticas internacionales, por ejemplo de políticos de la Unión Europea (UE) y de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE).

Según las leyes, vigentes, el organismo de control de medios, cuyos miembros son nombrados por el Fidesz (partido gobernante) del primer ministro Viktor Orban, puede imponer elevadas multas a partir de acusaciones difusas basadas sobre conceptos como información “desequilibrada” u “ofensiva“. La nueva regulación de medios de Hungría limita las posibilidades de revisión de las decisiones tomadas por el Estado y obliga a los periodistas a revelar sus fuentes. La Federación Europea de Periodistas (FEP) denunció la posición “hasta ahora tímida” de la UE respecto al incumplimiento de las normas europeas de libre expresión por parte de Budapest.