Marruecos: El CNDH evoca las irregularidades

Mohamed Sebbar (de pié), secretario general del CNDH, acompañado del presidente del organismo, Driss Yazami (sentado), durante una rueda de prensa.

 

El Consejo Nacional de Derechos del Hombre (CNDH) ha hecho público su informe preliminar de observación de las elecciones legislativas que tuvieron lugar el pasado 25 de noviembre en Marruecos. El documento da cuenta de algunos incidentes que han empañado el normal desarrollo de la campaña electoral y del ulterior escrutinio. Sobre la base de las notas recabadas por 249 observadores del CNDH, el informe contabiliza 372 casos de agresiones verbales o físicas implicando a los candidatos o a sus simpatizantes. En un 91,3% de los casos señalados, hubo insultos, difamación e incluso propósitos racistas.

El CNDH ha observado también hasta 371 casos de corrupción electoral, donde casi en la mitad de los mismos (45,42%) hubo alguna transacción económica de por medio dirigida a comprar la orientación del voto. Asimismo, el documento cita 89 casos en los que los candidatos han empleado medios del Estado o de las colectividades locales durante la campaña electoral. Todos y cada una de las irregularidades evocadas se encuentran actualmente en manos de las autoridades competentes para su consiguiente estudio y tomar las medidas oportunas allí donde sea preciso.

 

Estrecha vigilancia

Al lado del CNDH, la movilización par ala observación de las elecciones legislativas del 25 de noviembre no tiene precedentes en la historia de Marruecos. Un elevado número de ONGs nacionales e internacionales, centros de investigación e instituciones gubernamentales y supraestatales, además de diplomáticos y observadores a título individual, han seguido de cerca las evoluciones de la campaña y de la jornada electoral. En total, el número de efectivos movilizados a tal efecto alcanzó los 3.799 observadores.