Mal año para las exportaciones militares galas

Las ventas del caza francés Rafale han sufrido severos reveses en 2011.

 

El año 2011 ha registrado un importante retroceso para Francia en lo relativo a sus exportaciones armamentísticas. Durante los últimos doce meses, París ha vendido armas por valor de 5,7 mil millones de euros, una cifra muy inferior a los 8,1 mil millones de euros del pasado ejercicio. El Hexágono, no obstante, se mantiene como el cuarto exportador mundial de armamento, sólo superado por Estados Unidos, Reino Unido y Rusia. Entre los principales éxitos del año cabría señalar, entre otros, la venta de helicópteros a Malasia y de aviones de repostaje en vuelo a Arabia Saudí.

Por lo que respecta a 2012, los oficiales franceses se muestran optimistas y esperan poder recuperar el volumen de exportaciones de armas de años precedentes. Existen grandes esperanzas al encuentro del avión de transporte pesado A400M, que cuenta con lo más avanzado en tecnología y destaca por su capacidad para aterrizar en pistas poco cuidadas. “Es razonable esperar importantes éxitos en cuanto a la exportación de nuestros aparatos A400M, incluso en estos tiempos de grandes restricciones presupuestarias”, confiesa a Correo Diplomático un coronel del ejército galo.

 

Fracaso de los Rafale

El grupo francés Dassault, fabricante de los aviones de combate Rafale, se mostraba eufórico el pasado verano sobre la posibilidad de vender sus aparatos a los Emiratos Árabes Unidos. El 17 de noviembre, Dubai no dudó en calificar la oferta comercial de los Rafale “no competitiva”, dando al traste con las esperanzas de la sociedad francesa y privilegiando la competencia europea del Rafale, a saber, el Eurofighter Typhoon desarrollado por Reino Unido, Alemania, Italia y España. La decisión de Emiratos Árabes Unidos sucede a la de Brasil, que en julio también decidió dar marcha atrás a la compra de aviones de combate Rafale, optando también estos últimos por los Eurofighter Typhoon. “A la luz de los éxitos del caza europeo, cuya producción total ya supera las 700 unidades, los franceses deben estar arrepentidos de haberse retirado del programa del Eurofighter en 1985”, declara un experto español en seguridad.