En 2012 habrá 2.000 empleos menos diarios

Correo Diplomático / Agencias

 

 

No cesan de multiplicarse los indicios que apuntan a que lo peor para la delicada situación económica española aún estaría por llegar. El último en este sentido ha sido el vertido por el economista jefe del banco español BBVA, Rafael Domenech, quien ha asegurado durante la presentación del informe Situación España que 2012 será un año “complicado”. En este sentido, Domenech ha apostado por una reforma laboral con ajustes en las duración de la jornada de trabajo y una mayor flexibilidad salarial.

Domenech explicó que una importante reforma estructural en el mercado de trabajo haría revisar la tasa de paro prevista en el 24,4 % para 2012, acelerando de paso la recuperación económica. En caso contrario, el economista jefe del BBVA ha alertado de que se podrían llegar a destruir hasta 2.000 empleos diarios a lo largo de 2012 y que el número de desempleados podría alcanzar un “máximo” de 5,7 millones de parados durante el primer trimestre de 2013. “Una cifra preocupante”, señaló.

Domenech dijo que la reforma laboral que apruebe el Gobierno el próximo viernes, 10 de febrero, debe incluir medidas que hagan más competitivas a las empresas y generen empleo de calidad. El dirigente del BBVA se ha referido al modelo del mercado de trabajo alemán y ha considerado que en las economías donde se alarga la vida laboral más años hay tasas de actividad más elevadas y de paro más bajas. Domenech ha indicado que la tasa de paro máxima este año podría estar cerca del 25 % y ha declarado que el déficit de las arcas de la seguridad social también será superior este año.

 

Rajoy confirma

Las cifras del mercado laboral español, entre ellas la tasa de desempleo, evolucionarán todavía desfavorablemente a lo largo de este año en un entorno económico complicado, dijo el hoy el presidente del Gobierno. “Por desgracia estas cifras (del mercado laboral) no van a mejorar este año (…) sino que empeorarán”, dijo Mariano Rajoy en la primera sesión de control de esta legislatura en el Congreso de los Diputados. Rajoy, que calificó de “critica” la situación del mercado laboral, reiteró que el Gobierno tiene entre sus tareas prioritarias mejorar las condiciones del mercado del trabajo español.La tasa de paro en España se situó en el 22,8 por ciento en el último trimestre de 2011, según los últimos datos divulgados por el INE.