Timoshenko se declara en huelga de hambre tres ser golpeada en la cárcel

Paco Soto – Varsovia

Timoshenko, que tiene 51 años, es la principal opositora al presidente de Ucrania, Viktor Yanukovich.

La ex primera ministra ucraniana Yulia Timoshenko, que fue condenada a siete años de prisión el pasado mes de octubre por el delito de abuso de poder, inició una huelga de hambre después de que varios guardias de la cárcel donde está recluida la golpearan mientras la llevaban a la fuerza a un hospital, según informó su abogado, Serhiy Vlasenko. El letrado explicó a los medios que “sus brazos tienen golpes y hay un enorme moretón en su vientre que no ha desaparecido, incluso después de cuatro días”.

El fiscal del Estado Henady Tyurin negó estos malos tratos, pero ha admitido que el traslado se realizó de manera forzada. “Ella hizo las maletas, se vistió y luego se quedó en la cama y dijo: Yo no voy a ninguna parte”, declaró el fiscal a la agencia de noticias rusa Interfax. Según la información oficial, el servicio de prisiones del Estado trasladó a Timoshenko, quien se queja de dolor de espalda, a un hospital público en la ciudad de Kharkiv, y la devolvió a su prisión en la misma ciudad, después de que la ex primera ministra se negara a ser examinada.

Timoshenko, que tiene 51 años, es la principal opositora al presidente de Ucrania, Viktor Yanukovich. Su condena en 2011 desencadenó el rechazo de Estados Unidos y la Unión Europea (UE), que ven en este caso una ofensiva política del poder contra la líder opositora. La justicia acusa a Timoshenko, que pertenece a un clan oligárquico, de haberse aprovechado de su cargo de jefa del Gobierno para su propio beneficio durante la negociación de un acuerdo de gas entre Kiev y Moscú, en 2009. El Gobierno de Yanukovich sostiene que el convenio lesionó los intereses nacionales y obligó a Ucrania a pagar precios exorbitantes por el suministro de energía.

Timoshenko, que afrontará un nuevo juicio, acusada de evasión fiscal y de intento de malversación de fondos, lo que podría suponer 12 años en prisión si es declarada culpable, asegura que es inocente y víctima de una campaña de acoso político de Yanukovich. Timoshenko lideró en 2004 la Revolución Naranja que acabó con un gobierno pro-ruso en Ucrania. La UE advirtió a Ucrania que no piensa ratificar los principales acuerdos bilaterales de asociación política y libre comercio mientras Timoshenko siga en la cárcel. La jefa de la diplomacia comunitaria, se mostró “profundamente preocupada” por la situación de la musa de la Revolución Naranja.

 

Investigación

El presidente Viktor Yanukovich anunció que había ordenado la apertura de una investigación para determinar si Yulia Timoshenko fue maltratada por funcionarios de prisiones, como afirma la ex primera ministra. “Espero que pronto tengamos una respuesta precisa”, dijo el jefe del Estado. Por otra parte, el partido de Yulia Timoshenko, Patria, y el Frente de Cambios, dirigido por Arseniy Yatseyuk, sellaron un acuerdo para concurrir juntos a las elecciones generales que se celebrarán el próximo mes de octubre.

Su objetivo es desbancar del poder al Partido de las Regiones de Yanukovich, que tiene mayoría en el Parlamento. “Es una coalición democrática, no es sólo para participar en las elecciones. Seremos una coalición unida, que implementará su programa para las elecciones”, señaló Yatseyuk. El partido Patria bloqueó el Parlamento ucraniano, para denunciar los supuestos malos tratos sufridos por Timoshenko en prisión. La cadena de televisión Euronews informó que, a modo de protesta por la situación de Timoshenko, el presidente alemán, Joachim Gauck, suspendió el viaje que tenía previsto a Ucrania a mediados de mayo.