Mueren 13 personas en un atentado en Daguestán

Paco Soto – Varsovia

 

La explosión de dos coches bombas en un puesto de control de la Policía en las afueras de Majachkalá, la capital de la república norcaucásica de Daguestán, causó la muerte de 13 personas y 109 heridos, 83 de los cuales tuvieron que ser hospitalizados. La agencia de noticias RIA-Novosti, citando una fuente policial, aseguró que uno de los artefactos fue accionado por un terrorista suicida. Según declaró Nikolaï Sintsov, del Comité Antiterrorista Nacional (NAK), “los expertos han establecido que un artefacto de una potencia de 30 kilos de TNT explotó dentro de un coche Mitsubishi. 20 minutos después, cuando habían llegado al lugar de los hechos muchos equipos policiales, de bomberos y médicos, explotó otro artefacto compuesto por 50 kilos de TNT”.

Según los investigadores, los autores del atentado terrorista fueron miembros de un grupo islamista radical de los varios que operan en Daguestán, un territorio de la antigua URSS vecino de Chechenia y otras repúblicas del Cáucaso Norte. Según la agencia de noticias Interfax, el edificio del destacamento policial y la mayor parte de los vehículos aparcados en la zona quedaron completamente destruidos. La Policía teme que, como ha ocurrido otros años, con la llegada del buen tiempo, se incrementen los atentados y ataques de los grupos terroristas. Es por este motivo que las autoridades han intensificado en las últimas semanas la vigilancia policial y militar.

 

Traslado de tropas

El diario ruso Niezavísimaya Gazeta reveló hace unos días que para hacer frente a la intensificación de la actividad terrorista, unos 30.000 soldados de las tropas pertenecientes al Ministerio del Interior están siendo trasladados desde Chechenia a Daguestán. Según dicho medio, el éxito que están teniendo las fuerzas de seguridad sobre la guerrilla en Chechenia ha obligado a los grupos terroristas a trasladar sus atentados y ataques a otras repúblicas del Cáucaso Norte. Después de la primera guerra de Chechenia (1994-1996) entre las fuerzas federales rusas y los independentistas, la rebelión se islamizó progresivamente y se extendió por otros territorios del Cáucaso Norte, como Daguestán, sobre todo a partir de mediados de la década del 2000.