La Sonatrach argelina espía a Marruecos

Correo Diplomático – París / Rabat

La Sonatrach argelina parece no quiere verse sorprendida por el eventual descubrimiento de hidrocarburos en su entorno inmediato, y mucho menos en Marruecos

Los recientes indicios sobre la existencia de grandes cantidades de hidrocarburos en Marruecos inquieta sobremanera a uno de los históricos productores de la región magrebí, Argelia. Este país, aunque vecino, también pasa por ser el principal rival político de Rabat. Según han asegurado fuentes francesas a Correo Diplomático, hace algo más de un mes que la sociedad argelina encargada de la explotación del petróleo y del gas, la Sonatrach, ha constituido en secreto una célula de vigilancia encargada de seguir y recabar el máximo de informaciones posible sobre eventuales hallazgos de hidrocarburos en el reino jerifiano.

“Inquieta sobre las declaraciones contradictorias al respecto del descubrimiento de grandes yacimientos en territorio marroquí, la Sonatrach ha encargado a su filial internacional, Sipex, el establecimiento de contactos con las sociedades que realizan prospecciones en Marruecos para obtener informaciones de primera mano”, sostiene una de nuestras fuentes parisinas.  La compañía australiana Pura Visa fue la primera en anunciar el descubrimiento en Mazagan, unos 200 kilómetros al sur de Rabat, de un yacimiento con unas reservas de 3,2 mil millones de barriles de petróleo. Subsiguientemente, algunos de los principales gigantes europeos y estadounidenses de los hidrocarburos se orientaron hacia Marruecos.

 

Evitar sorpresas

Son precisamente sociedades como Repsol, Total, Cosmos y Anadarko las que se encuentran en el centro de las pesquisas de Sipex, ya que disponen de estudios bien documentados sobre la situación de la prospección petrolera en Marruecos. “La Sonatrach quiere anticiparse a los acontecimientos y no quiere ser cogida de imprevisto por eventuales descubrimientos de hidrocarburos en su entorno inmediato, y mucho menos en territorio del tradicional enemigo del oeste, en Marruecos”, sentencia otra de nuestras fuentes.