Ex Yugoslavia: Errores judiciales prorrogan la impunidad de Mladic

Paco Soto – Varsovia

El excomandante bosnio, Ratko Mladic, durante el segundo día del juicio de los crímenes de la guerra de los Balcanes en La Haya.

El Tribunal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY), una institución que se encarga en La Haya de perseguir a los autores de crímenes de guerra y contra la humanidad en el conflicto bélico que desmembró al Estado federal yugoslavo, dio una mala noticia a las familias de las víctimas de Bosnia, al suspender sin fecha para la reanudación el juicio contra el ex general serbobosnio Ratko Mladic. El ex militar, que dirigió a las fuerzas serbias de Bosnia durante la guerra que asoló a este país entre 1992 y 1995, compareció el pasado 16 de mayo en la primera vista del juicio contra su persona por genocidio y crímenes de guerra y lesa humanidad. En esta primera comparecencia, Mladic se mostró hostil, provocador y agresivo con los familiares de víctimas de la guerra de Bosnia que acudieron a la sala del TPIY donde se celebró el juicio. El alto tribunal internacional justificó su decisión diciendo que la Fiscalía cometió “errores en la presentación de documentos relevantes” que demuestran la culpabilidad de Mladic e “irregularidades” en la transmisión de los mismos a la defensa, según declaró al finalizar la vista el magistrado Alphons Orie.

En este sentido, el tribunal decidió suspender la audiencia del primer testigo presentado por la Fiscalía, inicialmente previsto para el próximo 29 de mayo. La defensa de Mladic, que tiene 70 años y está muy enfermo, ya solicitó al TPIY un aplazamiento del juicio de seis meses. Los documentos en cuestión prueban que el ex general fue el responsable directo de la masacre de 8.000 varones bosnios musulmanes en la ciudad de Srebrenica, en julio de 1995. El juez Orie señaló que “debemos evaluar los efectos” de esos errores, para retomar el proceso “lo antes posible”. El Ministerio Fiscal hizo un primer resumen probatorio de los hechos imputados a Mladic, y una vez que se reinicie el juicio, el tribunal analizará los más de 400 testimonios y pruebas que, según la acusación, demuestran que Mladic es culpable. En esta segunda fase procesal, también tomará la palabra la defensa del antiguo militar genocida, que defiende su inocencia y hasta la fecha no ha mostrado arrepentimiento.

 

Pruebas audiovisuales y el dolor de las víctimas

En la primera sesión del juicio, el juez Alphons Orie advirtió que los errores y la tardanza en la presentación de pruebas inculpatorias por parte del Ministerio Fiscal podría retrasar la preparación de la defensa de Mladic, al que llaman en Bosnia “el carnicero de los Balcanes”. La acusación presentó varias pruebas audiovisuales, mensajes de radio y documentos escritos y cartográficos que demuestran la culpabilidad de Mladic, y aseguró que fue quien “planeó, instigó y ordenó el genocidio”, según dijo el fiscal Dermot Groome. El abogado del ex jefe militar de los serbios de Bosnia, Branko Lukic, valoró positivamente la suspensión del juicio, porque “mi defendido tiene graves problemas de salud, y así lo dije en su primera comparecencia ante la justicia, en junio de 2011”. El antiguo general, que fue detenido por la policía serbia hace un año, está perseguido por los mismos delitos que su alter ego político serbio Radovan Karadzic, de 66 años, cuyo juicio se inició en el TPIY de La Haya en 2009. El presidente serbio Slobodan Milosevic fue arrestado en 2001, pero murió en la cárcel del TPIY antes de que su juicio pudiera completarse.

Durante la primera sesión del juicio, varios familiares de víctimas de Mladic expresaron abiertamente su dolor. Mumira Subacic, presidenta de la asociación ‘Madres de Srebrenica’, pronunció duras palabras contra el penado, y aseguró que “voy a mirarle a los ojos y a preguntarle si se arrepiente”. “Espero que Dios le reserve lo peor y que se descomponga durante mucho tiempo, y los gusanos se lo coman mientras esté en vida”, declaró Ramiza Gurdic, una mujer de 59 años que perdió a su esposo, sus dos hijos y una treintena de miembros de su familia en Srebrenica. “Ratko Mladic nos ha arrancado el corazón. Pero Dios lo ve todo y sólo espero que sea juzgado como se merece. Ya no me queda nadie”, dijo Fátima Mujic, quien a sus 63 años no ha podido superar que todos los hombres de su familia fueran asesinados en Srebrenica. Kada Hotic, perteneciente a ‘Madres de Srebrenica’, perdió a cinco miembros de su familia a manos de las tropas de Mladic. Visiblemente emocionada, manifestó: “Éste es el verdadero rostro de Mladic, el de un asesino despiadado”.

 

Ex Yugoslavia: Justicia, asesinos en libertad y una difícil reconciliación