Un tren para la memoria del Holocausto

Paco Soto – Varsovia

El tren es un símbolo del transporte que utilizaron los nazis para conducir a los judíos a los campos de exterminio como Auschwitz (en la fotografía).

Un tren teatro especialmente acondicionado para recorrer varios países de Europa central iniciará su marcha a mediados del mes de julio en la estación en ruinas de Praga-Bubny -en la capital de Chequia-, donde miles de checos fueron deportados por los nazis, y se dirigirá a Alemania y Polonia. El convoy, formado por cinco vagones equipados con decoraciones teatrales, quiere rendir un homenaje a las víctimas del Holocausto nazi contra los judíos durante la Segunda Guerra Mundial. En cada estación donde se pare el tren un grupo de actores de teatro actuará en público para explicar a los asistentes lo que fue la Shoah. El director checo del festival de cultura judía 9 Puertas, Pavel Chalupa, que organiza este viaje con el teatro praguense Pod Palmovkou, explicó que “maduré durante mucho tiempo esta idea. El tren, por desgracia, es un símbolo del transporte que utilizaron los nazis para conducir a los judíos a los campos de exterminio como Auschwitz. Utilizaron trenes para el ganado, y es por este motivo que he decidido utilizar un tren y llamarlo el tren del no retorno”. El espectáculo de Chalupa es una adaptación teatral de ‘Una Oración por Katerina Horovitzova’, la obra maestra del escritor checo Arnost Lustig (1926-2011), que sobrevivió al Holocausto. Inspirada en la verdadera historia de una actriz polaca, Lustig escribió esta obra en una noche, en 1964. “El tema judío está muy cerca de mí”, dijo Denisa Pfauserova, una de las jóvenes actrices que trabaja en la obra de teatro. El director del teatro Pod Palmovkou, Petr Kracik, señaló que “no entiendo por qué motivos esta gran obra no ha sido llevada al cine por las grandes productoras”.

 

Contra el renacimiento nazi

El tren de la memoria parará en 15 estaciones durante un viaje simbólico en julio y agosto entre Praga, Berlín y Cracovia y el campo de extermino de Auschwitz-Birkenau, en Polonia, donde un millón y medio de personas, la mayoría judíos, fueron asesinadas por los nazis. En cada parada, los actores montarán unas gradas para un centenar de espectadores. Dos vagones de ganado parecidos a los que utilizaron los nazis para el transporte de seres humanos servirán de sala de proyecciones y de exposición sobre el Holocausto. Según los organizadores del evento, un nutrido grupo de estudiantes de Berlín, Praga y Cracovia acompañarán a los actores en su viaje. Como recalcó Pavel Chalupa, “es muy importante que nos acompañen estos jóvenes, porque los jóvenes tienen que saber lo que fue el exterminio de los judíos. Es una manera de luchar contra el renacimiento del nazismo y el racismo”.