Gitanos búlgaros y rumanos se integran bien en España

Paco Soto – Varsovia

Según un estudio de la UE, España es el país comunitario que ha hecho mayores esfuerzos y conseguido más logros en la integración de los gitanos de origen búlgaro y rumano.

Los gitanos de Bulgaria y Rumanía que abandonaron sus respectivos países para instalarse en Europa occidental se integran más fácilmente en España que en Italia, según un estudio presentado en Sofía por el instituto Open Society. El presidente de la filial búlgara de esta organización, Gueorgui Stoïtchev, explicó que “la tolerancia y las políticas de integración duraderas, sobre todo en España, han conseguido grandes logros en la integración de los gitanos”. Según un estudio de la Unión Europea (UE), España es el país comunitario que ha hecho mayores esfuerzos y conseguido más logros en la integración de los gitanos.

El citado estudio de Open Society señala que el 53% de los gitanos búlgaros que emigraron a España tienen un trabajo, mientras que en Bulgaria la mayoría está en paro. En Italia, por ejemplo, sólo el 40% ejerce alguna actividad profesional. En España, la mayoría de los gitanos búlgaros trabajan en la agricultura, mientras que en Italia lo suelen hacer en la construcción y los servicios públicos. El estudio fue realizado en junio de 2011 entre 4.800 gitanos en cuatro países, España, Italia, Bulgaria y Rumanía. La tasa de ocupación de los gitanos en estos cuatro países es del 37,4%, mientras que alcanza el 57,4% en la UE.

En el terreno educativo, apenas el 6% de los gitanos tiene estudios segundarios o superiores, mientras que la media comunitaria es del 67,2%. El estudio también señala que 20% de los gitanos viven en la miseria; en Italia el 52% de este colectivo tienen cuarto de baño en su domicilio, y en España esa cifra alcanza el 95%. El informe de Open Society destaca que ha habido una evolución positiva en Bulgaria respecto a los gitanos. El 44% de los búlgaros estarían a favor de trabajar con personas de origen gitano, mientras que hace tan sólo cuatro años sólo eran el 29%. Entre los jóvenes de menos de 30 años, el 60% están a favor de trabajar con gitanos. Pero sólo el 12% de los búlgaros se muestran dispuestos a casarse con una persona de etnia gitana.