El ministro de Cultura ruso quiere enterrar la momia de Lenin

Paco Soto – Varsovia

La momia de Lenin, exhibida en el mausoleo de la Plaza Roja de Moscú desde su muerte, en 1924, podría ser enterrada.

La momia de Lenin, que se exhibe desde su muerte, en 1924, en el mausoleo de la Plaza Roja de Moscú, podría ser enterrada, si prospera un anunció que hizo recientemente el ministro de Cultura de Rusia, Vladimir Medinski. Vladimir Lenin fue el principal organizador de la Revolución de Octubre de 1917 que acabó con el régimen zarista e implantó el Estado soviético, que duró casi ocho décadas. La momia de Lenin se ha convertido en uno de los principales reclamos turísticos de Moscú, pero también es sujeto a polémica entre los partidarios de que siga expuesta al público y los detractores. “Si este mausoleo estuviese en mi parcela de 600 metros cuadrados hace tiempo que lo hubiera hecho (enterrar a Lenin). Pero la plaza Roja no es nuestra parcela, sino el corazón del país”, dijo Medinski en una entrevista publicada en la versión digital del diario Izvestia.

El ministro explicó que cualquier decisión que se tome sobre el cuerpo embalsamado del fundador de la URSS tendrá que tener en cuenta la “opinión consolidada de la sociedad”. Medinski dijo: “Como Ministerio de Cultura no vamos a plantear este asunto ni vamos a presentar ninguna propuesta al presidente y al primer ministro”. Aclaró que su opinión favorable al entierro de la momia de Lenin es una “opinión personal”, porque él piensa que los difuntos tienen que ser enterrados y en el caso de que se trate de un gobernante debe hacerse con honores de Estado.

 

“Educar a la gente”

Para el ministro de Cultura, “lo más importante ahora es educar a la gente: decir que Lenin mismo no quería yacer en un mausoleo y que sus familiares rogaron que no fuera así”. El ministro consideró que la momificación de Lenin fue una decisión que tomó la cúpula bolchevique contra la ética y la voluntad de su esposa, Nadezhda Krúpskaya, y demás familiares. Vladimir Medinski aseguró que “actualmente, el 60-65% de la población respalda mi postura personal. Y este porcentaje puede llegar al 90% si se lleva a cabo una labor educativa como corresponde”.