El Gobierno español repatría a los cooperantes en Tinduf

Correo Diplomático – Redacción

José Manuel García-Margallo durante la rueda de prensa en la que anunció la repatriación de los cooperantes españoles en los campamentos de refugiados saharauis en el sudoeste argelino.

El Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación inició el sábado el proceso de repatriación voluntaria de doce ciudadanos españoles que trabajan en los campamentos del Frente Polisario en Tinduf, en el suroeste argelino, debido a que el Gobierno tenía “indicios” que alertaban de un “severo incremento de la inseguridad” así como de posibles acciones terroristas contra ciudadanos extranjeros. Así lo explicó el titular de Exteriores José Manuel García-Margallo, quien indicó que para tal empresa se habían movilizado un avión de las Fuerzas Armadas con base en Torrejón de Ardoz, en Madrid. Además, otros dos españoles regresaron horas antes por sus propios medios, mientras que otro cooperante ha decidido permanecer en la zona por voluntad propia.

 

El Polisario se lamenta

El gobierno de la República Arabe Saharaui Democrática (RASD) lamentó el domingo la orden emitida por el Gobierno español para repatriar a la práctica totalidad de los cooperantes de los campos de refugiados de Tinduf y ha argumentado que las autoridades saharauis han conseguido garantizar la seguridad de los voluntarios frente a la amenaza terrorista que España ha esgrimido como argumento para su regreso. “El Gobierno saharaui lamenta esta decisión, que sin duda tendrá efectos negativos sobre la situación de los refugiados que esperan un referéndum de autodeterminación, la solución al conflicto saharaui-marroquí”, declaró el ministro de Exteriores de la RASD, Mohamed Salem Ould Salek.

El portavoz del Frente Polisario en España, Bucharaya Beyun, consideró que el Gobierno de Rajoy ha tomado una decisión equivocada y se quejó de no haber sido informados hasta el momento de cuál es esa “amenaza inminente” que se cierne sobre los campamentos de refugiados y sus miles de habitantes. Por su parte, desde la Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara se señaló que la inseguridad que pueda existir “no puede ser justificante para ceder al chantaje y dejar abandonados a su suerte a decenas de miles de refugiados”.

 

Futura intervención en Mali

García-Margallo recordó que la Unión Africana y la Comunidad Económica de Estados de África Occidental ha solicitado al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas una resolución que dé cobertura a una futura operación militar en Mali. Y no sólo para respaldar a las instituciones de transición en Bamako, sino también para hacer frente a los grupos terroristas que se han adueñado del norte del país. En esa zona ha recordado que es donde han permanecido los dos cooperantes españoles liberados la semana pasada tras haber estado secuestrados nueve meses. De hecho, ha explicado que hay analistas que vaticinan que el norte de Mali puede convertirse en un nuevo Afganistán como patria de terroristas.

Ante todo ello, ha señalado que España apoya los esfuerzos africanos, incluido el despliegue de una fuerza militar de estos países, y está dispuesta a estudiar con sus aliados europeos cómo prestar apoyo a dicha misión. Asimismo, ha señalado que será importante contar con el apoyo de países vecinos con los que se mantienen estrechas relaciones, singularmente Argelia, Mauritania y Nigeria.