Las ‘Madres de Srebrenica’ piden justicia a Europa

Piotr Kowalski-Varsovia

Las ‘Madres de Srebrenica’ protestan ante la sede del CEDH en Estrasburgo

Las ‘Madres de Srebrenica’ presentaron un último recurso a la Corte Internacional de los Derechos del Hombre (CEDH) en Estrasburgo para que reconozca la responsabilidad de los Cascos Azules holandeses de la ONU en la masacre cometida en 1995. Durante la guerra de Bosnia, en Srebrenica fueron ejecutados por las fuerzas serbias del ex general serbobosnio Ratko Mladic 8.000 musulmanes. Unas 170 viudas y huérfanas de víctimas de esa masacre se concentraron ante la sede del CEDH, porque, según dijo una de sus portavoces, Hatidza Mehmetovic, “queremos justicia”. Mehmetovic, de 61 años, que perdió a su marido y sus dos hijos de 18 y 21 años, manifestó que “para nosotros la ONU y los Países Bajos son tan responsables como los soldados serbios, porque asistieron a la masacre y la toleraron”. “La ONU tiene que responder como cualquier otra institución. Es importante, porque es una manera de evitar nuevas masacres”, dijo esta víctima de Srebrenica. Durante años, Mladic y el ex jefe político de los serbios de Bosnia, Radovan Karadzic, escaparon de la justicia, aunque fueron detenidos y procesados por crímenes contra la humanidad por el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia (TPIY). El pasado mes de abril, Holanda rechazó cualquier tipo de implicación en la matanza de Srebrenica, porque la ONU tiene “inmunidad total” en este asunto.  “Pensamos que los Cascos Azules y la ONU nos iban a proteger , pero nos entregaron a los soldados serbios”, contó, visiblemente emocionada, a los periodistas una manifestante de 68 años, Kada Hotic, durante el acto de protesta. Axel Hagedorn, uno de los abogados defensores, recalcó que Holanda rechaza denunciar a la ONU para “conseguir la inmunidad absoluta”.

Gastos judiciales

Por otra parte, el TPIY impuso a Radovan Karadzic el pago de 146.501 euros en concepto de gastos judiciales relacionados con el proceso  que este tribunal lleva a cabo contra este criminal de guerra. Karadzic, que tiene 67 años y una mala salud, lleva a cabo su propia defensa y niega categóricamente todos los cargos que se le imputan. El TPIY consideró que Karadzic tiene una buena situación financiera y pude por ello hacer frente a los gastos judiciales. El ex jefe político de los serbios de Bosnia fue detenido en 2008 en Belgrado después de haber estado escondido durante 13 años.