“Buscamos una solución política y pacífica al conflicto con Bamako”

Paco Soto-Rabat

Mossa Ag Attaher, miembro de la Oficina Política del MNLA

Mossa Ag Attaher es miembro de la Oficina Política del Movimiento Nacional de Liberación del Azawad (MNLA), un territorio del norte de Mali que se quiere independizar de Bamako, y coordinador de acción política ante los Estados europeos. En esta entrevista concedida a Correo Diplomático en Rabat, el dirigente tuareg niega que su movimiento haya renunciado a la independencia del territorio a cambio de la autodeterminación, como han informado algunos medios occidentales. Mossa Ag Attaher se opone a una intervención militar en Mali para acabar con el terrorismo islamista, porque “agravaría aún más las tensiones en esta región de África”.

– Pregunta: Algunos medios de comunicación occidentales, sobre todo franceses, han informado de que el MNLA renuncia a la independencia del Azawad y se pronuncia por la autodeterminación de este territorio. ¿Cómo explica este cambio de estrategia?

– Respuesta: “Esta noticia no es del todo cierta. No es verdad que hayamos renunciado a la independencia. El MLNA lucha por recuperar la soberanía de un territorio cuya identidad política, económica y cultural no está reconocida por Mali. En Mali, las poblaciones del Azawad, en particular, los tuaregs y los moros, han vivido más de 50 años de opresión y humillación y miseria. Necesitamos la independencia de nuestro territorio para poder desarrollarnos como pueblo. El MLNA lucha por la independencia del Azawad y también lleva a cabo una acción diplomática ante las principales cancillerías europeas y africanas. Tenemos que ser pacientes y diplomáticos, porque de lo contrario nos cerraríamos muchas puertas en la Unión Europea (UE) y la Unión Africana, la CEDAO (Comunidad Económica de los Estados de África del Oeste) y la ONU. Somos un movimiento democrático y político-militar, no tenemos afiliación tribal, étnica, cultural o confesional, porque representamos los intereses de los diversos pueblos que conforman el Azawad. Buscamos una solución política y pacífica al conflicto con Bamako, Suiza desempeña un papel de intermediario, y por eso hemos aceptado la fórmula política de la autodeterminación. Pero que estemos a favor de la autodeterminación no significa que renunciemos a la independencia del Azawad. Queremos acabar con un conflicto político y territorial que empezó en 1963”.

– P: ¿Pero de qué manera el MLNA piensa alcanzar una situación de estabiliadd que permita un consulta de autodeterminación en el Azawad?

– R: “Lo primero que quiero decir es que estamos en contra de la intervención militar de Francia u otros países occidentales y africanos. La intervención armada no resolvería el problema. La solución al conflicto es de naturaleza política y sólo puede pasar por una negociación entre el MLNA y las autoridades de Bamako. Es la única manera de encontrar un estatuto político definitivo para el Azawad”.

– P: Pues algunos países occidentales, como Francia, se plantean intervenir militarmente en el norte de Mali para acabar con la actividad terrorista de los grupos salafistas. Son ustedes conscientes de que la existencia de grupos terroristas islamistas en el norte de Mali complica aún más el panorama político de esta zona y la estrategia independentista del MNLA?

– “Por supuesto que somos conscientes de esta situación. Pero consideramos que una intervención militar sería un grave error político, porque agravaría aún más las tensiones en esta región de África. Francia está a favor de una intervención, aunque hace unos días el presidente François Hollande lo descartó. Estados Unidos tiene una posición más prudente, Argelia se lo está pensando y Marruecos podría aportar tropas a una coalición militar internacional. La CEDAO está dividida y el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ha pedido por unanimidad una intervención militar en Mali. Por todo ello, es importante llegar a un consenso amplio. Hay que privilegiar la solución política, porque la militar puede conducir a los países que intervengan a un callejón sin salida”.

– P: Entiendo perfectamente lo que plantea, pero no puede negar que la existencia de grupos terroristas islamistas en el norte de Mali es un peligro para la seguridad de Mali, el  norte de África y Europa.

-R: “Existen movimiento islamistas y AQMI  (Al Qaeda del Magreb Islámico) no llegó esta año a Mali, sino hace más de 10 años. La comunidad internacional no ha hecho nada durante ese tiempo y ahora descubre la existencia de grupos yihadistas. No me parece serio por parte de Europa. Creo que tampoco hay que exagerar la fuerza de estos movimientos yihadistas, que cuentan con un gran rechazo en la población. Hay que combatir a los terroristas de una forma eficaz e inteligente y no mandando tropas.  Creo que la intervención militar contra los grupos terroristas busca también impedir la independencia del Azawad y dar apoyo político al régimen de Bamako. Está claro que el MLNA no lo va a permitir. Nosotros queremos tener el apoyo y la comprensión de las principales cancillerías europeas y africanas, porque somos una alternativa democrática y pacífica a los terroristas”.