Lorenzo Silva gana el Premio Planeta de Novela 2012

Dunia Benjadra-Rabat

Lorenzo Silva ha sido el ganador del Premio Planeta de 2012

El escritor Lorenzo Silva (Madrid, 1966) ganó  la 61 edición del Premio Planeta con la novela ‘La marca del meridiano’, mientras que la finalista fue Mara Torres con su obra ‘La vida imaginaria’.  Silva, autor de la saga de novela policíaca protagonizada  por los guardias civiles Bevilacqua y Chamorro, inició su carrera  en el mundo de las letras en 1995 con ‘Noviembre sin violetas’. En 2000, recibió el Premio Nadal  por su novela ‘El alquimista impaciente’. Antes, en 1997, había sido finalista de ese mismo galardón con ‘La flaqueza del bolchevique’, una novela que fue llevada al cine. Durante la entrega del premio, que tuvo lugar en Barcelona, el novelista madrileño, cuya esposa es catalana, declaró: “Mi deseo es que entre mi Madrid y mi Barcelona no haya nunca más raya divisoria que este meridiano, que no es más que una línea imaginaria”. Lorenzo Silva es autor de relatos, ensayos, novelas y artículos de prensa,  y cultiva el género policíaco porque le apasiona. “Reconozco que poder acceder a la información oculta, a lo que las personas esconden tras su fachada, como le sucede al policía, o al juez o al forense, tiene su morbillo. Sobre todo para poder desvelar la enorme y torpísima comedia que es esta vida en muchas de sus facetas. Pero es una tarea dura. Y llena de sinsabores. Sobre todo la del policía, que no manda nada y siempre tiene que estar a lo que le digan otros, a menudo peor informados que él. Yo prefiero ir a mi aire”, declaró en 2010 Silva al diario catalán La Vanguardia. Antes de dedicarse a la literatura, Silva fue  auditor de cuentas, asesor fiscal y abogado hasta el año 2002, pero escribe historias desde los 14 años. Empezó su dedicación a la literatura en 1980. El ganador del Premio Planeta 2012 es considerado como una autoridad en el mundo de la novela policíaca, y es por este motivo que es comisario del Festival de novela policíaca de Madrid Getafe Negro, y en 2009 y 2011 fue comisario, junto a Ramón Díaz Eterovic, del certamen Santiago Negro, el festival de novela negra de Santiago de Chile. Silva vive en Getafe desde hace muchos años, pero desde 2008 encontró un segundo hogar en la localidad barcelonesa de Viladecans.

 Relación con Marruecos

Lorenzo Silva mantiene una estrecha relación con Marruecos, un país que conoce y ama profundamente. Uno de sus abuelos está enterrado en el cementerio cristiano de Rabat. Es quizá  por este motivo que el escritor madrileño ha escrito libros relacionados con Marruecos, como ‘Del Rif a Yebala’ y ‘El nombre de los nuestros’. En ‘Del Rif a Yebala’, Silva, que hace realidad un sueño de infancia, confecciona un bonito libro de viaje e intenta adentrarse en el impresionante escenario de la aventura bélica de su abuelo, que fue combatiente en la llamada guerra de África. A lo largo de ocho jornadas, y en compañía de su hermano y un amigo, Silva explora el interior del norte de Marruecos, y su magnífica prosa hace descubrir al lector las agrestes regiones del Rif y de Yebala. ‘El nombre de los nuestros’ es la historia de una trágica y cruel equivocación: la de la política colonial en el norte de Marruecos por parte de una España empobrecida y decadente. La novela se inspira de hechos reales, los avatares vividos  entre junio y julio de 1921 por los soldados españoles que defendían una serie de posiciones militares, durante la guerra del Rif. Dos soldados, el anarquista catalán Andreu y el sindicalista madrileño Amador, el sargento Molina y el marroquí Haddú, protagonizan un relato que pone al descubierto los horrores de la guerra y la crueldad de un poder político que antepone la “razón de Estado” a los derechos de los ciudadanos.