La RAM mira a España como a Francia

Clara García-Rabat

El director general ejecutivo de la RAM, Abderrafia Zuiten, quiere situar el mercado español al mismo nivel que el francés

Royal Air Maroc (RAM) quiere reforzar su posición en España y situar el mercado español al mismo nivel que el francés, que es el más importante para la compañía aérea marroquí. La apertura de una nueva línea aérea entre Tánger y Madrid apunta en esta dirección. Según el director general ejecutivo de la RAM, Abderrafia Zuiten, la compañía marroquí quiere conseguir de aquí a 2016 medio millón de pasajeros en el mercado español. En estos momentos, el mercado español para la RAM es el tercero detrás de Francia, que encabeza la lista, e Italia, en segunda posición. Zuiten hizo este anuncio en una conferencia de prensa en Madrid, y se mostró muy optimista, a pesar de la grave crisis económica que vive España. El pasado 11 de octubre, la RAM creó una nueva línea Rabat-Madrid, que tiene una frecuencia semanal de tres vuelos. El vuelo entre Tánger y Madrid es de una especial importancia, porque, además de un carácter turístico, tiene también una naturaleza económica, ya que la gran ciudad marroquí del Estrecho es una urbe pujante donde se han instalado grandes empresas como la multinacional francesa de la automoción Renault. Tánger tiene un puerto muy importante –Tánger MED- y una zona franca en pleno crecimiento. Por estos motivos, muchos inversores españoles se han instalado en esta ciudad. Durante el primer trimestre de 2013, se abrirán nuevas líneas entre Marruecos y ciudades españolas como Las Palmas y Sevilla, y después Bilbao y Valladolid. La estrategia de la RAM dará un impulso al  turismo español en Marruecos y facilitará los viajes de los marroquíes residentes en España, unos 800.000,  a su país de origen. La compañía aérea marroquí, que está bien implantada en África, ve en España a “un mercado muy competitivo y muy dinámico que va a ser útil tanto para el turismo como para los marroquíes y los africanos residentes en España”, según el director general de la RAM, Achraf  El Hassani.

Primer socio económico

España se ha convertido este año en el primer inversor en Marruecos  y es también su primer socio comercial. Hasta finales del año pasado, Francia encabezaba ese ranking. Aunque Francia sigue desempeñando un papel clave en la economía marroquí, España, que tiene unas 700 empresas en Marruecos, es también un país clave para el desarrollo del vecino del sur. El buen clima político y diplomático que viven España y Marruecos en estos momentos favorece el entendimiento en materia económica, y también preocupa a Francia. El Estado francés no está dispuesto a ceder su hegemonía a España en Marruecos. Así de claro lo dijo al periódico marroquí Le Matin, considerado como próximo a Palacio, el nuevo embajador francés en Rabat, Charles Fries. “Mi objetivo es que Francia siga siendo el primer socio de Marruecos, su socio de referencia y sobre todo de corazón”, declaró el diplomático. “La relación franco-marroquí es de una intensidad excepcional. Marruecos es nuestro mejor amigo fuera de Europa y constituye para Francia un aliado estratégico”, declaró Fries al citado rotativo”.