Marruecos participará como observador en la Cumbre de Cádiz

Ahmed Chabi-Rabat

Mariano Rajoy y Abdelilah Benkirane durante la X Reunión de Alto Nivel (RAN), celebrada en Rabat

La buena marcha de las relaciones políticas y económicas  entre España y Marruecos se ha puesto de manifiesto en la invitación que el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, formuló a su homólogo marroquí, Abdelilah Benkirane, para que su país participe en las cumbres iberoamericanas. La X Reunión de Alto Nivel (RAN) entre  Marruecos y España, que tuvo lugar recientemente  en Rabat, sirvió para poner de relieve el buen momento por el que atraviesan las relaciones entre ambos Estados. La cita se completó con una reunión empresarial, encuentros ministeriales y una audiencia del Rey Mohamed VI a Rajoy. Es en este contexto que el jefe del Gobierno español transmitió a Benkirane su invitación para que Marruecos participe en las cumbres latinoamericanas, y por supuesto en el evento que se llevará a cabo en Cádiz. En la Declaración firmada por ambos países al cierre de esta décima RAN se especifica que “ambas partes se congratulan por la presencia del Reino de Marruecos como observador asociado en la próxima Cumbre Iberoamericana de Cádiz”. La participación de Rabat en dicha cumbre, según señala la declaración, “muestra las afinidades culturales y lingüísticas entre Marruecos y los países miembros de la Conferencia Iberoamericana y será una oportunidad para dar un nuevo impulso a las relaciones entre Marruecos y el espacio iberoamericano”.

XXII edición

La XXII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno que se realizará los próximos 16 y 17 de noviembre en Cádiz,  será una buena oportunidad para repensar la cooperación entre los 22 países de la región y España y Portugal, anunció  el secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias.“El mundo de antes no es el de hoy. España y Portugal estaban en una posición muy distinta cuando se crearon estas cumbres”, destacó Iglesias. El secretario general iberoamericano señaló que el escenario ahora es el de una América Latina con países con mucha dinámica, más fortalecida, y cuyo Producto Interno Bruto (PIB) es el doble del de la Península Ibérica.“Se trata de una nueva coyuntura económica y política, porque los países son más seguros de su democracia y de cómo hacer las cosas, y además muy organizados regionalmente”, manifestó Iglesias, quien explicó que la Cumbre de Cádiz tendrá como objetivo central la celebración de los 200 años de la aprobación de la primera constitución liberal de la historia de Iberoamérica y del mundo en la ciudad andaluza.El ex titular del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) señaló que entre los temas relevantes en Cádiz estará el del apoyo a las pequeñas y medianas empresas (Pymes), y en particular el de la cooperación entre las empresas de la Península Ibérica y de América, como una forma para mejorar la productividad.