Europa sale a la calle contra la austeridad, el paro y la pobreza

Clara García-Rabat

Millones de trabajadores europeos, sobre todo en los países del sur, salen a la calle para protestar contra las políticas de austeridad, el paro y la pobreza

La Europa del bienestar económico y social, que vive una profunda crisis desde 2008, sale a la calle para protestar contra las políticas de austeridad que aplican los gobiernos de derecha e izquierda, el desempleo, que en países como España y Grecia supera el 25% de la población activa, el incremento de la pobreza y las desigualdades sociales. La cólera popular recorre gran parte de los países de la Unión Europea (UE), sobre todo los que sufren con mayor intensidad la crisis económica, como Grecia, España y Portugal. La Confederación Europea de Sindicatos (CES) llamó a una “jornada de acción” para denunciar las políticas económicas basadas en el control del déficit público de los gobernantes europeos. “Esta jornada del 14 de noviembre tendrá diversas formas: huelgas, manifestaciones, concentraciones y otras acciones”, precisaron los dirigentes del CES, que agrupa a 85 organizaciones sindicales de 36 países europeos y 10 federaciones sectoriales. El CES se opone “firmemente a las medidas de austeridad que hunden a Europa en el estancamiento europeo, incluso la recesión, y en el desmantelamiento del modelo social europeo”. Para el CES, “estas medidas, en lugar de restablecer la confianza, agravan los desequilibrios y crean injusticias”. “De momento, son sobre todo las gentes del Sur de Europa las que sufren una crisis que no han provocado. Pero las consecuencias se harán sentir en el resto de Europa”, advierte la confederación alemana de sindicatos DGB. El crecimiento económico en la UE es prácticamente nulo (+0,1% en 2013) y el propio Fondo Monetario Internacional (FMI) ha hecho saber que las políticas de austeridad a ultranza están estrangulando la economía de la región más rica del planeta.

España encabeza la crisis

España, que es la cuarta economía de la zona euro, sufre un paro monstruoso; prácticamente un activo de cada cuatro está sin trabajo y el desempleo golpea a más del 50% de los jóvenes en edad de trabajar. El Gobierno de Mariano Rajoy aplica una política de austeridad draconiana con el objetivo de equilibrar las cuentas públicas. Pero de momento, las reformas no han generado una mejora de la situación económica ni una mayor confianza nacional e internacional en la economía española, que hace tan sólo seis o siete años era una de las más pujantes de Europa. Los dos principales sindicatos, Comisiones Obreras (CC.OO.) y la Unión General de Trabajadores (UGT), han hecho un llamamiento a la huelga general en todos los sectores productivos del país. El descontento social frente a la crisis es un fenómeno generalizado, y miles de ‘indignados’ españoles salen casi cada día a la calle para protestar contra el paro, la corrupción, el despilfarro de los políticos,  el aumento de la pobreza, los desahucios y la cerrazón del poder frente a las demandas populares. Con motivo de esta segunda huelga general –la primera fue el 29 de marzo-, el secretario general de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, declaró: “El 14 de noviembre no es sólo una huelga del trabajo, tiene que ser también una huelga ciudadana”. Los sindicatos españoles han convocado manifestaciones en 120 ciudades. El Gobierno de Rajoy quiere ahorrar unos 150.000 millones de euros de aquí a 2014, y los españoles ya no aguantan más.

 Otros países

La situación en Portugal no es mejor y la política de austeridad del Gobierno conservador de Pedro Passos Coelho es aún más brutal que en España. El principal sindicato portugués, la CGTP, ha llamado a la movilización general contra la austeridad y la tutela que ejercen sobre el país le UE, Alemania y el FMI. El lunes pasado, la canciller alemana Angela Merkel, durante su visita oficial a Portugal, fue abucheada por miles de manifestantes en Lisboa. Grecia, que es el país más hundido en la crisis y la recesión, también será escenario de muchas manifestaciones y protestas organizadas por sindicatos como GSEE y Addey, sobre todo en Atenas. En Italia, la principal central sindical, la CGIL, también organiza una huelga de cuatro horas, pero algunos sectores importantes, como el transporte, no participarán en la protesta. Francia también será protagonista de la huelga general europea. La CGT y otros sindicatos organizarán manifestaciones y concentraciones en 77 ciudades. Acciones similares están previstas en países como Bélgica,  Alemania y Polonia.