La dictadura de Castro desata una nueva ola de represión contra disidentes en Cuba

Por el Manisero

La dictadura de los hermanos Castro en Cuba mantiene al pueblo cubano en una situación de opresión y falta de libertad

El aparato represivo de la casposa dictadura de Castro es uno de los más extremos, sofisticados y maquiavélicos que existen en la actualidad. Tanto es así que en el siglo de las comunicaciones es difícil poder hablar con exactitud de los diferentes grupos de disidentes y su actividad en el interior del país, ya que estos no poseen medios ni soportes de comunicación para dar a conocer  sus proyectos, enfoques ideológicos y actividades dentro de la isla y menos hacia el exterior. La radio, la prensa  escrita, la televisión y el acceso a Internet son una propiedad absoluta de la monolítica dictadura. Los pocos soportes informáticos donde estos luchadores en ocasiones han ido ganando un poco de terreno son fuertemente vigilados y suspendidos a su antojo por el gobierno  en la mayoría de los casos. Acallar sus voces y su existencia por cualquier medio y a toda costa, es el único objetivo de estas fuerzas represivas. “Lo que no se conoce no existe”, piensan los dirigentes cubanos. Por eso, dar a conocer a la opinión pública internacional la lucha de los valientes opositores cubanos  dentro de la isla y denunciar los atropellos a que son sometidos solamente por pensar diferente a los mandatos dictatoriales, e intentar expresar esos pensamientos e ideas, se convierte en una necesidad moral de cualquier individuo con un mínimo de sensibilidad social y humana. Los hechos represivos más recientes comienzan a desencadenarse cuando un grupo de 10 disidentes fueron brutalmente arrestados y golpeados  frente a la Sección 21 de la Seguridad del Estado, en el municipio Marianao, el miércoles 7 de noviembre, al querer informarse sobre la situación legal y el paradero de la abogada Yaremis Flores. Estos actos arbitrarios y abusivos continuaron al día siguiente con el arresto de otros 16 opositores, en la  Unidad de la Policía nacional del municipio 10 de Octubre, cuando  acudieron a ese lugar con el propósito de apoyar al grupo de  detenidos el día anterior  y a  sus familiares.

Una veintena de detenidos

El cómputo total es de más de una veintena de detenidos, que son activistas de los derechos humanos,  opositores al régimen y defensores de los derechos civiles que están realizando una intensa actividad en estos momentos dentro de la isla. La abogada independiente Yaremis Flores es  asesora de grupos de oposición interna, y junto con la también abogada  Laritza Diversent habían denunciado recientemente ante la Alta Comisión de los Derechos Humanos el acoso policial y el arresto arbitrario por motivos políticos, así como  la imputación de delitos falsos como práctica común del régimen a los detenidos por estas causas. Otro de los detenidos es Antonio González Rodiles, de 40 años, físico-matemático de profesión y director del proyecto independiente “Estado de SATS”, que  ha creado un espacio plural de participación y debate donde ha podido realizar varias entrevistas a artistas e intelectuales inconformes con el sistema. La conocida bloguera opositora Yoany Sánchez, que, a pesar del acoso del gobierno, es una de las pocas periodistas luchadoras que mantiene su blog critico al régimen, “Generación Y”, fue también arrestada. Otros de los detenidos son el disidente cubano Guillermo Fariñas, que protagonizó una huelga de hambre de más de cuatro meses contra el régimen de los hermanos Castro, y ha sido condecorado con el Premio Sájarov; el director de cine y escritor Ángel Sebastián, que tiene en su haber diferentes premios de literatura como el Premio Alejo Carpentier que organizó el Instituto Cubano del Libro en el año 2001, el premio Casa de las América en el género del cuento con el libro, “Dichosos los que lloran” en el 2006. También ha publicado en México, España, Suiza, China, Italia, Francia, entre otros países, y es autor del blog, “Los hijos que nadie quiso”. Entre los detenidos se encontraban también varios ex presos del Grupo de los 75 como Ángel Moya, Librado Linares, Félix Navarro, Iván Hernández Carrillo y Eduardo Días Fleitas.

Malos tratos

Los golpes, patadas y aplicación de la fuerza bruta de grupos  de la policía vestidos de civil fueron los métodos aplicados, según los testimonios de los opositores y activistas, que fueron puestos en libertad a las pocas horas y días siguientes de su detención, así como por el testimonio de los padres de Antonio Rodiles, quien en la actualidad se encuentra bajo arresto provisional acusado de resistencia a la autoridad. Podría ser condenado de tres meses a un año de prisión. La opositora Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional liderada por Elizardo Sánchez ha hecho un llamamiento urgente a la solidaridad internacional para pedir la excarcelación de este joven luchador por los derechos civiles al cual ya considera un preso político. El escritor Ángel Sebastián describía así en su blog “Los Hijos que nadie quiso” parte de los hechos del cual fue protagonista:… “Cuando llegué al auto patrullero accedí. Considero que no éramos una fuerza de resistencia, sino de conciencia, de justicia, y el desorden no lo habíamos originado nosotros. Cuando me fueron a sentar en el auto, alguien detrás de mí dijo “entra, anda”, y un puñetazo dio en mi nuca, sin pensarlo devolví el golpe, y fueron devastadores, como si les hubiera propinado la mayor ofensa, o sólo aquella horda de anormales estuvieran esperando una ínfima chispa para que explotara su cobarde y anormal violencia. Era como si estuvieran esperando el silbato de salida para comenzar su cobardía. Nunca imaginé que aquello podrían grabarlo, ya ustedes vieron la paliza que me dieron. Aún no he visto el video, ya saben que youtube desde Cuba, como los demás, es imposible. Los golpes que más dolieron fue del que abrió la puerta trasera derecha, sus golpes eran como patadas de bestia, lo que son, en mi cabeza, por un momento pensé que me haría fractura de cráneo, fueron tanto y tan fuerte que los golpes de los otros me propinaban por las costillas, pecho y piernas dejaron de ser importantes. De esos golpes, no sé si con una sortija, una manopla, pero fueron tan contundentes que me partieron la cabeza, el labio, y como un aviso urgente de mi estado aún consciente de salvación personal, que decidí levantarme y volver a salir del auto”. Sebastián narra con claridad la brutalidad y abuso a que fue sometido en su arresto y hace referencia a un video que pudo grabar alguno de los presentes en el momento de su detención y que fue colgado en un portal de Internet.

Crímenes contra la humanidad

Estos hechos me han motivado a consultar el significado de la definición  Crímenes contra la humanidad: “Crimen contra la humanidad o crimen de lesa humanidad recogido en el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional comprende las conductas tipificadas como asesinato, exterminio, deportación o desplazamiento forzoso, encarcelación, tortura, violación, prostitución forzada, esterilización forzada, persecución por motivos políticos, religiosos, ideológicos, raciales, étnicos u otros definidos expresamente. También desaparición , secuestro o cualquier acto inhumano que cause graves sufrimientos o atente contra la salud mental o física de quien los sufre, siempre que dichas conductas se cometan como parte de un ataque generalizado o sistemático contra una población civil y con conocimiento de dicho ataque”. Es obvio que en Cuba se puede hacer una larga lista de estos actos criminales dirigidos por los hermanos Fidel y Raúl Castro. Los hechos y sus protagonistas ahí están y pido con urgencia una fuerte condena al sistema represivo del gobierno de Cuba y solidaridad internacional con estos hombres y mujeres cuyo gran pecado sólo consiste en amar a su país, a su cultura y defender los derechos humanos fundamentales de las personas.